Podcast CAMPUS
Al aire

Evaluación y acreditación para un mejor futuro

El SNEA representa una gran oportunidad para contribuir a la mejora continua de la educación superior

Planteamiento
Durante el mes de octubre se realizaron seis Foros Regionales de Consulta para el Diseño del Sistema de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior, organizados por la SEP (Subsecretaría de Educación Superior), Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) y la Anuies. Potencialmente, la importancia de ese sistema es enorme para el sector de educación superior.

El futuro de la educación superior nacional pasa por la debida instrumentación de la Ley General de Educación Superior (LGES), promulgada medio año atrás. Esta normatividad, aguardada desde hace 53 años, contiene la ruta (acciones, proyectos, programas) que marcará el avance para el mejoramiento de todo el sector. La demora para llegar a ese punto sirvió para ensayar algunas innovaciones y para acumular experiencias que, ahora, se han reflejado positivamente en dicha Ley.

No sugiero con el anterior juicio que sólo con ese elemento la educación superior se mejorará. No, las leyes por sí mismas no transforman la realidad. De ahí derivado es que, el déficit de gobernabilidad existente en la administración pública del país radica, en buena medida, en el precario Estado de derecho que regula la vida nacional. Pero la LGES, como ya se dijo, señala la ruta y está destinada a formalizar procesos y tareas que deberían implantarse en los tiempos y formas ahí marcados; lo demás debe venir por añadidura. Esto comprende, diría Perogrullo, las condiciones adecuadas, entre ellas, por ejemplo, todo lo relativo al financiamiento.

Una de las grandes acciones requeridas para la transformación del Sistema Nacional de Educación Superior (SNES) —como ahora se le denomina— es el Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación (SNEA). Propuesto parcialmente por la Anuies desde 1978, y reiterada su petición a lo largo de los años, desde entonces logró incluirse en todos los programas sectoriales de educación (desde el primer Plan Nacional de Desarrollo en 1983), teniendo, inclusive, avances muy relevantes materializados en entidades organizativas, procedimientos y asignaciones presupuestales. Todo ese conjunto fue conducido por la SEP y la Anuies, y apoyado en materia de dineros por la primera. Sin embargo, siendo una política pública nunca formalizó su estructura y funcionamiento en una legislación que lo amparara. De ahí la trascendencia de la LGES.

Qué es el SNEA
El SNEA constituye una entre la docena de grandes acciones incluidas en la LGES, pero también el Programa Sectorial de Educación 2020-2024. En la primera se fija su objetivo general: “contribuir a una mejora continua” del SNES (Art. 58). Se integrará con las autoridades educativas de la Federación y de los estados, representantes de los subsistemas de ese tipo educativo, así como representantes de las organizaciones que “lleven a cabo procesos de evaluación y acreditación” en el país. Asimismo, enuncia los criterios (Art. 59) que se deberán observar en su funcionamiento, destacando dentro de ellos el referente a la interrelación con otros dos sistemas nacionales: el de Mejora Continua de la Educación y el de Ciencia y Tecnología (Fr. X). Adicionalmente, como se percibe en el mismo ordenamiento, las IES individualmente consideradas “deberán desarrollar procesos sistemáticos e integrados de planeación y evaluación” que servirán como insumos para el SNEA. Por último, el reconocimiento a las universidades autónomas es completo: se respetará plenamente esa naturaleza jurídica (Art. 59), pero también su “participación compatible con dicho sistema” (Art. 58).

El SNEA ya estaba prefigurado en la propuesta de la Anuies de 2018 (Misión y visión 2030) y en el Programa Sectorial de Educación. En el primero se le consideraba como parte de los objetivos estratégicos de la Visión 2030 de dicha organización, relacionada con la “mejora continua de la calidad de la educación superior”. Por lo que corresponde al Programa Sectorial de Educación, y concebido como una “acción puntual”, se trataría de “estructurar el Sistema Nacional de Evaluación de la Educación Superior con una visión renovada de la calidad y la innovación que impulse la excelencia educativa y la mejora continua de las IES” (p. 47).

Los Foros
Como ya se ha observado, la importancia del SNEA es enorme para el futuro de la educación superior del país. No es casual, por tanto, que sea una de las mayores acciones en la LGES a la que se le haya puesto una especial atención. En función de esto, el martes pasado se llevó a cabo, en el Tecnológico de Monterrey, en Nuevo León, el sexto y último Foro Regional para recabar sugerencias y propuestas que puedan considerarse en el diseño definitivo de dicho sistema.

El Foro de Monterrey concentró más de un centenar de propuestas y sugerencias, 57 de ellas expuestas de manera directa o remota y muchas más que quedaron registradas. Siendo el último en abordar esa temática, reunió textos de instituciones ubicadas en otras regiones del país que no pudieron comparecer en su momento. En la presentación del Foro hubo intervenciones muy destacadas, intentándose aquí un apretado resumen de las mismas.

Jaime Valls, Secretario General Ejecutivo de la Anuies:
• Da a conocer los resultados de los seis Foros verificados a lo largo del mes de octubre. Informa que estos se realizaron de acuerdo con los tiempos y formas previstos en la LGES (transitorio 13), presentándose a lo largo de ellos más de 700 propuestas o sugerencias.
• Por lo que toca al SNEA, este forma parte integral de las nueva políticas de educación superior, acorde con los principios del reformado Artículo 3º constitucional en la parte relativa al Sistema Nacional de Educación Superior.
• El SNEA, como los otros mecanismos del SNES, deberán estar atendiendo los aspectos de transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad social en el funcionamiento de las instituciones.
• Resalta la importancia de no perder de vista, en todo este esfuerzo, el principal objetivo: el estudiante como centro de atención. En ese sentido, las instituciones deberán estará contribuyendo a “la mejor formación de profesionales, la mejor formación de ciudadanos y la mejoría de los seres humanos”

Sofialeticia Morales, Secretaría de Educación del nuevo gobierno de Nuevo León:
• Pone el acento en el periodo pospandemia y la aportación que debe hacerse con la evaluación: “podemos, sí, pensar en un porvenir con la fuerza de la resiliencia social, un porvenir que emana fortalecido”.
• El SNEA y su cometido final constituyen una oportunidad para “realizar la evaluación interna y externa de las IES”.
• La LGES tiene que ver “con el proyecto de vida de millones de jóvenes mexicanos”. De ahí la importancia para implantar sus mecanismos e instrumentos, como es el caso del SNEA.

• El SNEA es parte de “una reforma que busca transparentar el diseño de las instituciones de educación superior”. Condición indispensable para que las universidades operen basadas en la equidad y la excelencia para la mejora continua.

Carmen Rodríguez Armenta, directora general de Educación Superior, en nombre del subsecretario Luciano Concheiro, clausuró el Foro con un mensaje en el cual sobresale lo siguiente:
• Hace un reconocimiento al trabajo permanente efectuado por la Anuies. Este que ahora se inscribe en las labores que, con la SEP, desarrolla en el Secretariado Conjunto del recién instalado Consejo Nacional para la Coordinación de la Educación Superior (Conaces).
• Alude a la situación prevaleciente hasta ahora en la educación superior del país: “un archipiélago de instituciones” que, fuera de las organizaciones ya establecidas, no tienen una coordinación o integración dentro de la estructura del Estado mexicano. Ahora el Sistema Nacional de Educación Superior tiene, inclusive, al SNEA como uno de sus principales integrantes.
• De acuerdo con la LGES, el SNEA reconoce, y le da su lugar, a la autonomía de las instituciones incluidas en el Artículo Tercero Constitucional, a la soberanía de las entidades federativas, a las peculiaridades de los tres subsistemas (universitario, tecnológico, normal y formación docente) y sus instituciones integrantes.
• El compromiso y fin último del SNEA, ya previsto en la LGES, es el mencionado por Jaime Valls: mejores profesionales sí, pero también la formación de seres humanos integrales.

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en pinterest
A %d blogueros les gusta esto: