Política Científica

Es prioritario que se integre a la comunidad científica a la creación de la legislación en la materia En la comunidad académica hay una molestia cada

Digitalización y universidad

La digitalización llegó, es un hecho, y va a remover las estructuras y las relaciones sociales en todo el globo. La llamada revolución tecnológica tendrá un enorme impacto en las posibilidades de vida y en una estructuración del mundo en la que contarán las potencias y sus líderes, pero también un puñado de personas, una elite del poder compuesta por los dueños de las empresas llamadas GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple), y otras pocas que se están añadiendo, como Cisco y Cambridge Analityca.

Desde la Universidad: humanidades y ciencias sociales

La pandemia por coronavirus afectó a las universidades de muchas maneras. La emergencia sanitaria y
el mandato de quedarse en casa alteraron de forma más visible y abrupta a la función docente, y también abrieron retos enormes a la
difusión, pues tuvimos que arreglárnoslas para cumplir con la responsabilidad de mantenernos conectados con la sociedad e informar verazmente sobre el estado de las cosas.

¿Qué pasa con los académicos?

Este texto parte de un artículo que escribimos Ma. Herlinda Suaréz y yo con el mismo título (2016). Pero, lo que sigue a continuación es solo de mi responsabilidad. Presento aquí varios puntos de vista sobre la situación de quienes enseñan e investigan, particularmente en las universidades públicas, y algunos de sus desafíos.

La universidad pública permanecerá

Hay académicos, en varios países desarrollados, que señalan que estamos llegando al fin de la universidad, como la conocemos. Sin embargo, después de muchos siglos de existencia, ha permanecido como una institución central para la sociedad. La universidad cambia, transforma su perfil, no se acaba. Se revitaliza. Y tengo la impresión de que al entrar a la era digital y del conocimiento, la universidad seguirá jugando un papel de primera línea para los países, para los jóvenes y también para otras capas sociales que estarán regresando y saliendo de las universidades, debido a la obsolescencia del conocimiento y la flexibilidad laboral.

Sobre la marcha: preguntas e inquietudes en la postpandemia

Cuando se piensa en el retorno a clases, hay que tener presente que las universidades son diferentes en sus condiciones de operación y reacción, en sus capacidades de movilización de recursos económicos para lo emergente. Cada una se encuentra en realidades sociales y políticas particulares en sus respectivos entornos. Así pues, hay que dibujar un panorama para el conjunto, para que las políticas de retorno a clases tengan flexibilidad para dar salida a todas las instituciones.