Podcast CAMPUS
Al aire

Los rectores ante la pandemia de covid-19 en América Latina

Una reciente publicación de la UDUAL expone estrategias y riesgos en el actual escenario para las universidades

Para redefinir el futuro de las universidades habrá que capitalizar o descartar las lecciones aprendidas durante la contingencia

La Unión de Universidades de América Latina (UDUAL) puso recién en circulación un libro titulado Universidades en pandemia. El secretario general de la organización, Roberto Escalante, coordinador de la iniciativa, invitó a los rectores de 10 universidades en Argentina, Brasil, Colombia, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Perú a presentar un recuento de las acciones realizadas, desde marzo 2020, para combatir la covid-19. Como lo indica, en el epilogo, los funcionarios documentaron como sus avances institucionales en docencia, investigación o difusión cultural contribuyeron a la contención de la enfermedad y a la preservación de sus funciones de enseñanza e indagación.

En una perspectiva de análisis de políticas públicas y universidad, una ojeada a esas diez experiencias, en su conjunto, es tan provechosa como el repaso a cada caso. Permite identificar las elecciones de las autoridades, ante una situación de anomalía, disrupción e incertidumbre. Sirve para entender la transformación en curso de las universidades en la región.

En términos generales, la lectura comprueba un alto grado de convergencia en las acciones anti-covid. Esas se inscribieron en tres ámbitos. El interno estuvo marcado por el afán de garantizar la continuidad educativa, asegurando la persistencia de la docencia y la investigación, la consolidación de una oferta virtual de enseñanza, la emisión de protocolos y la digitalización de servicios de apoyo. El segundo ámbito fue el de la responsabilidad social. Los establecimientos velaron por la protección de los estudiantes y del personal académico y administrativo y por el bienestar de grupos vulnerables por salud, edad, procedencia social o discriminación.  Una tercera área de intervención concernió la participación en materia de salud pública. Las universidades intervinieron en el plano operativo (mediante voluntariados para la capacitación, la aplicación de vacunas y de test, la detección o el teletriaje de enfermos y el préstamo de equipos, terrenos o edificios). Produjeron además conocimientos multidisciplinarios sobre la covid-19, como enfermedad y como organizador de relaciones políticas y sociales emergentes.

Al respecto, los especialistas deberían evaluar, en forma comparativa, la eficacia relativa de ciertas prácticas experimentadas por las universidades para sortear los desafíos a los que estuvieron confrontadas. Caben allí, entre otras, las relativas a la estructura y atribuciones de los comités de lucha contra la covid-19, con la selección o ejecución de las respuestas a la pandemia, colaborativas y especializadas, con la suficiencia de las reformas reglamentarias y normativas y con el desempeño de los dispositivos que atendieron las repercusiones organizacionales, médicas, psicológicas y culturales de la enfermedad.

A la vez, pese a su legítimo orgullo de enumerar lo hecho, los rectores mencionaron inquietudes sobre la permanencia a futuro de una movilización de amplio espectro, como la que tuvo lugar en 2020 y principios de 2021. Su principal temor concierne la insuficiencia de recursos. En varios establecimientos, los costos de las intervenciones destinadas, por ejemplo, a superar la brecha digital (entrega de chips, adquisición de plataformas, costos de capacitación y de producción de contenidos virtuales, becas de conectividad) fueron imputados a recursos propios o supusieron una reasignación de las partidas presupuestales, aceptables en periodo de catástrofe, pero insostenibles a mediano plazo.

Esa situación auspicia potencialmente confrontaciones, cuyos indicios ya están a la vista. En Perú, asociaciones nacionales de rectores ya han solicitado aportaciones financieras extraordinarias para prolongar las tareas emprendidas. En México, los embates gubernamentales en pro de la austeridad y sus implicaciones en el monto de los presupuestos asignados a las instituciones de educación superior han provocado tensiones entre las IES y las autoridades sectoriales o gubernamentales desde 2019. Su ilustración más reciente la proporciona la drástica caída presupuestaria padecida por la Universidad de Guadalajara.

En esa perspectiva, redefinir el futuro de las universidades y las rutas a transitar para lograrlo implica ciertamente capitalizar o descartar las lecciones aprendidas. Los funcionarios advirtieron, reiteradamente, que algunos cambios acontecieron para quedarse, independientemente de la coyuntura y de los contextos locales. Pero, señalaron igualmente que la covid-19 puso en evidencia disfuncionamientos de larga data. Destacan entre ellos las limitadas medidas de inclusión, dirigidas a colectivos universitarios en condición de precariedad o subrepresentados, las mínimas capacidades de producción de información para monitorear la coyuntura, la inercia en los procedimientos de revisión de los lineamientos y normativas y la insuficiente profesionalización de las burocracias para apuntalar las tareas asignadas a las instituciones de educación superior.

Antes de proponer estrategias para lanzar esas reformas de fondo, habrá no obstante que resolver riesgos inminentes. Los compromisos anti-covid asumidos por las universidades están hoy en vilo. Para mantenerlos, los rectores estarán obligados a volver a jerarquizar lo prioritario y lo postergable, según la expresión de una de las autoras del libro. Esa redefinición, como cualquier proceso de cambio, alentará conflictos, agravados por la escasez, el desánimo y la angustia. 18 meses de ajustes sobre la marcha, con frecuencia impresionantes, pero a veces desarticulados de o contrapuestos a las rutinas organizativas, han dejado huellas en los ánimos y en las estructuras. No conviene a nadie subestimar el potencial de desestabilización asociado a la fatiga de los individuos y al desgaste de las instituciones.

Acerca del autor

Sylvie Didou Aupetit
Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav)

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

25 años de experiencia realizando evaluaciones computarizadas

Nuevo examen de inglés: Excoba/I
Nivel B1

Basado en el Marco Común Europeo de Referencia de las lenguas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: