Podcast CAMPUS
Al aire

El censo, fotografía del país

Los datos recabados en el Censo de Población y Vivienda 2020 pueden ayudar a darnos una mejor idea de lo que sucede en México en materia de educación

Con todo y pandemia encima, finalmente se publicó el Censo de Población y Vivienda 2020, el pasado 25 de enero. Digo “finalmente” ya que se tenía programada tal actividad para el 2 de diciembre, pero las circunstancias del contexto explican ese pequeño atraso. Aún así, la decimotercera aplicación de este importante instrumento de política pública es ya la que ofrece resultados en el menor tiempo después del levantamiento de la información correspondiente (siete meses). En pleno Porfiriato (1895) se verificó el primero de ellos, dando la cifra de 12.5 millones de habitantes (6.3 millones de mujeres y 6.2 de hombres). Ahora ya somos 126 millones en números redondos (64.5 millones de  mujeres y 61 millones de hombres).

Como se ha expresado en estos días por los especialistas, “el Censo es una fotografía del país”. Mide y cuantifica, su objetivo es mostrar la realidad nacional lo más  fiel posible, sin retoques ni afeites. Cuando cursaba la secundaria y fungí como encuestador (a los 12 años), el director del plantel nos instruyó en torno a cómo proceder y, sobre todo, que el presidente López Mateos estaba muy preocupado porque el Censo saliera bien. Seguramente fue una mentira piadosa y cívica, pero que todos la tomamos al pie de la letra: ¡cómo íbamos a quedar mal ante el Presidente! Y ahí estuvimos, tocando puertas y llenando formatos. Una gran enseñanza.

Pero, nostalgias aparte, sirva la evocación como preámbulo  para destacar aquí algunos de los datos que más me llaman la atención en este censo de 2020:

  • Datos Básicos de Población: a) la esperanza de vida actual es de 75 años y la edad promedio del mexicano de 29, siete más que en 2000; b) la tasa de crecimiento de la población, en la última década, es de 1.2 por ciento anual, contrastante con el 3.4 por ciento de la primera mitad de los años setenta.
  • Aspectos Tecnológicos: a) 91 por ciento de los hogares cuentan con televisión; b) 52 por ciento de ellos tienen internet, 88 por ciento con teléfono celular (frente al 38 por ciento de líneas fijas), 38 por ciento tienen computadoras o tabletas
  • Educación: a) el grado promedio de escolaridad por habitante es de 9.7 años, un año y un mes más que en 2010; b) la matrícula del Sistema Educativo Nacional alcanza los 36.5 millones, son atendidos por un poco más de 2 millones de profesores, en un cuarto de  millón de establecimientos o planteles; c) la distribución de ese conjunto en los diferentes tipos y niveles educativos es: educación básica, 49 por ciento; media superior, 22 por ciento . Cinco por ciento de la población en edad escolar no cursa ningún tipo o nivel; d) la matrícula de media superior y superior asciende, respectivamente a 5.1 y 4.1 millones; e) en superior, esos alumnos son atendidos casi por 400 mil profesores en 5,700 instalaciones escolares.

En torno a lo anterior, dos comentarios son pertinentes:

  • La edad promedio, 29 años, indica que el llamado bono demográfico aún es aprovechable. Como ha dicho Enrique Quintana (El Financiero, 26 de enero): “ esto significa que tenemos una población relativamente joven… lo que ofrece una extraordinaria oportunidad de crecimiento en caso de que la población ocupada pueda tener empleos de mayor productividad”. De acuerdo, pero el quid  está en cómo acceder a ese tipo de empleos si las políticas públicas no parecen marchar integralmente en esa dirección. Todo esto cuando la economía nacional acumula un doble retroceso: de 0.3 por ciento en 2019, y el ya casi oficial de 2021, de 8.5 por ciento.
  • El Censo da cantidades iguales o muy cercanas a las correspondientes de la SEP (Principales cifras del sistema educativo nacional 2019-2020): 5.14 millones para media superior y 4.06 millones para superior. Sin embargo, para fines de políticas públicas habría que considerar los números de la SEP por lo que se refiere a la matrícula no escolarizada: 400 mil alumnos en el caso de la primera (8 por ciento adicional) y 870 mil (21 por ciento más) en el de la segunda. Ambas, proporciones muy significativas.

Conclusión: La tarea del INEGI no termina con la publicación del Censo. Como se expresa en uno de sus documentos (Resumen ejecutivo): “a partir de 2021 se tiene contemplado elaborar productos de análisis para publicaciones específicas de manera conjunta con organismos del Estado, la sociedad civil u organismos internacionales”. Allí, en esos “productos de análisis” se esclarecerían situaciones como la antes expuesta, relativa a la educación no escolarizada. Por lo pronto, una felicitación a la dirección y miles y miles de trabajadores y voluntarios que llevaron a cabo esta colosal tarea, una muestra de lo que un “órgano constitucional autónomo, con gestión, personalidad jurídica y patrimonio propio” puede realizar.

Acerca del autor

Carlos Pallán
Ex secretario general ejecutivo de la Anuies | capafi2@ hotmail.com

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: