Oportunidad y desasosiego

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

En este siglo de grandes avances, también se han consolidado los monopolios de poder militar y económico

¿Son tiempos obscuros o de oportunidades? Estamos por llegar al primer cuarto del siglo XXI y nuestra época ha traído retos inéditos para los pobladores de nuestro tiempo. Para ponderar, aunque sea rápidamente en dónde estamos parados, hagamos un brevísimo recuento de nuestro pasado inmediato.

En el último cuarto del siglo pasado, tuvo lugar en España un debate que reunió a los intelectuales hispanohablantes más destacados del momento, ahí podríamos decir que se enfrentaron intelectualmente Octavio Paz y Mario Vargas Llosa, ambos, altas plumas de manufactura latinoamericana. Veamos.

Vargas Llosa plateó en aquel momento que, el siglo XX “es el siglo de los Derechos Humanos, es el siglo del voto universal, es el siglo de la idea de que el Estado tiene una responsabilidad en la salud, en la educación de las masas, de los derechos de la mujer. Es el siglo en el que las ideas de igualdad se traducen efectivamente en una legislación y es el siglo en el que surgen las ideas de que las minorías tienen también unos derechos que deben ser respetados”.

Octavio Paz, en cambio subrayaba que el siglo XX, fue “el siglo de las dos guerras mundiales, el siglo de la guerra atómica, el siglo de los campos de concentración, el siglo en el que se ha envilecido el amor y el erotismo, el siglo donde se ha convertido el cuerpo en publicidad, el siglo donde el capitalismo ha generado sociedades abyectas”.

Bien, en nuestro siglo XXI, la física cuántica ha avanzado profundamente, la nanotecnología ha encontrado aplicación para la salud humana, se han resquebrajado los grandes corporativos de comunicación, en México se desmoronó el llamado “duopolio televisivo”, en las legislaciones se ha reconocido la autodeterminación indígena, las mujeres ocupan cada vez más posiciones de poder tanto en la administración pública como en las empresas.

No obstante, este siglo también ha consolidado el monopolio del poder, militar y económico, la vigilancia de los ciudadanos se ha detonado, la frivolidad cultural y los narcóticos se han esparcido por el mundo dejando a su paso una estela de sangre, las democracias se han convertido en francos concursos de popularidad, la violencia contra la mujer se ha encrudecido, la indiferencia y la polarización de la sociedad parece encontrar a placer su acomodo.

Vivimos en la Historia. La fusión de la distopía planteada por Orwell y por Huxley parece que nos ha alcanzado. Nos vigilan y manipulan a distancia y con ello creemos vivir más felices, siempre y cuando nos la arreglemos para poseer el gadget que impulse nuestra popularidad medida en likes.

En los días mas recientes el sector cultural ha echado sus reflectores sobre trovadores pedófilos, productores acosadores, piratería en el arte patrimonial, mujeres indignadas y sofocadas por la violencia; y es o debería ser este sector el pináculo de la civilización, tanto como la salud, la educación o la ciencia.

Dice el científico “la cualidad de la experiencia es conciencia” ¿con qué conciencia enfrentamos estos tiempos? ¿Somos conscientes de que son tiempos de oportunidades o vivimos en la conciencia del drama?

¿En cada sociedad puede emerger un Sócrates que, aún solo, defenderá su derecho a la búsqueda incansable de la verdad, aunque ello signifique, por ejemplo, poner en duda nuestra “realidad tridimensional” como lo ha hecho la cuántica?

El sabor de la manzana como el dolor por el Holocausto, puede vivir sólo en la conciencia, lo cual, amplifica nuestro sentido de experiencia, nuestro ser histórico nos convoca a estar alerta más allá de los partidos y las modas. Por lo anterior, suscribo que son tiempos de oportunidades para cambiar todo aquello que no tiene remedio, pues la esperanza y el entusiasmo es nuestra herramienta más poderosa contra este tiempo de desasosiego.

Sobre la firma

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

A %d blogueros les gusta esto: