Podcast CAMPUS
Al aire

Flores Magón: el amor a todas las libertades

El filósofo y activista fue un convencido del poder de la educación como herramienta emancipatoria

Inicia el 2022 año que ha sido declarado por el Gobierno de México como año de “Ricardo Flores Magón, precursor de la Revolución”, toda vez que, en noviembre de este año se cumplirán 100 años de la muerte de este incansable luchador social, a quien solo la muerte pudo detener, pues, ni sus cuantiosos arrestos que lo llevaron a prisión pudieron menguar su espíritu libertario.

Es claro que los tiempos han cambiado, pero las tiranías sólo han sabido mudar su faz. La inmensa mayoría de la población que busca socorrerse el pan de forma digna, como hace 100 años, sigue viviendo esclava de un salario o de los intereses de un banco.

Guardadas todas las distancias y a modo de una caricatura tosca, así como Juan Bautista le abrió paso a Jesús de Nazaret, Ricardo Flores Magón, hizo fértil el terreno para que, en 1910, Francisco I. Madero encabezará la Revolución de México.

En 1892 en México se suscitó una ferviente protesta estudiantil, la cual, buscó libertad, igualdad y justicia en medio de una dictadura que a todas luces defendía el derecho de los poderosos para abusar de un pueblo sometido, ese año, Ricardo Flores Magón, fue encarcelado por primera vez al participar y motivar esta protesta contra el régimen de Porfirio Díaz.

Veinte años después, en 1910, Flores Magón terminaba de cumplir una condena de tres años de prisión en Estados Unidos (era su cuarta estancia en una cárcel) pero ya no era el mismo, sus posturas políticas se habían radicalizado, en una palabra, no creía en la democracia impulsada por Madero.  

Magón estaba convencido de que el cambio debía tener un plan, un programa de emancipación, en 1905 se había creado la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, y en 1906 su plan estaba listo; Ricardo Flores Magón presidía esta Junta. Cuando Madero intentó sumarlo al nuevo gobierno, éste contestó:

“Nosotros estamos convencidos de que la libertad política es una mentira en lo que concierne a la clase trabajadora. Los pobres no reciben ningún beneficio con el hecho de poder designar a los hombres que han de dominarlos, y es por eso por lo que los liberales luchamos por la emancipación económica del proletariado, y nuestro objetivo es que la tierra y la maquinaria de producción quede en poder de todos y cada uno de los habitantes de México, sin distinción de sexo”.

Anarquista, fue la doctrina que Flores Magón acuñó y defendió hasta el final de sus días, pero hay que recordar que los orígenes de este ilustre oaxaqueño se inscriben al interior de una comunidad principalmente indígena, los cuales, hasta el día de hoy conservan el “Tequio” como forma de organización.

El tequio es una forma de organización comunal, donde todos sus integrantes se dedican a un propósito con el fin de que, con la fuerza de la comunidad ninguno de sus miembros padezca alguna necesidad, postura radicalmente opuesta a la acumulación de capital privado para beneficio de unos cuantos y la explotación de las mayorías.

Flores Magón, filósofo y activista, también fue un convencido del poder de la educación como herramienta emancipatoria. Parte del programa del Partido liberal, categóricamente afirmaba:

«En la escuela primaria está la profunda base de la grandeza de los pueblos, y puede decirse que las mejores instituciones poco valen, y están en peligro de perderse, si al lado de ellas no existen múltiples y bien atendidas escuelas en que se formen los ciudadanos que en lo futuro deban velar por esas instituciones. Si queremos que nuestros hijos guarden incólumes las conquistas que hoy para ellos hagamos, procuremos ilustrarlos y educarlos en el civismo y el amor a todas las libertades”

Además de filósofo y activista, Flores Magón fue un acendrado periodista, pues desde la trinchera de la redacción de periódicos que impulso como “El Demócrata” y “Regeneración” supo amplificar sus ideas libertarias, persuadiendo a la población de la necesidad de un cambio, una lucha contra la dictadura, como dice la canción, participó de la idea de que “cuando la tiranía es ley, la revolución es orden”.

El personaje de este año, falleció en la cárcel de Leavenworth, Kansas, en Estados Unidos, a los 49 años, cumplía una condena de 20 años, por oponerse a la primera Guerra Mundial, al conflicto bélico entre las potencias del mundo, llamando a la población a revelarse contra los gobiernos opresores. Fue de la libertad del mundo, servidor y amigo.   

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en pinterest
A %d blogueros les gusta esto: