Experta Cetys analiza el papel del salario emocional en la cultura organizacional

Aspectos como flexibilidad laboral, desarrollo de plan de vida y carrera, son importantes para el crecimiento del capital humano en las empresas y abonan positivamente a la misma, explica Experta Cetys

Ante las crisis financiera es importante que las empresas incorporen nuevas estrategias para manetener a su personal.

Para mantener el talento humano en las empresas y reducir el índice de ausentismo y de rotación del personal, así como para aumentar la productividad y consolidar el sentido de pertenencia de los colaboradores, el salario emocional toma cada vez mayor relevancia para las organizaciones.

En tiempos donde la economía nacional e inflación golpea los bolsillos y el poder adquisitivo de los empleados, es recomendable que las empresas incorporen nuevas herramientas para mantener en la empresa a su talento y con ello mejorar la cultura organizacional más allá de los límites económicos, es un buen momento para pensar en la implementación del salario emocional.

Dicho salario es la retribución de carácter no económico que un trabajador obtiene en cuanto a las facilidades que se le dan a la hora de satisfacer sus necesidades personales, familiares y profesionales, con las cuales mejora su calidad de vida y que contribuyen a la conciliación laboral, explicó la Mtra. Alma Hernández Alvarado, coordinadora de la Licenciatura en Administración de Empresas en Cetys Universidad Campus Mexicali.

La incorporación de nuevos modos de relacionarse hacia el interior de la empresa puede ser un gran estímulo laboral, con acciones como la flexibilidad, la oferta de prestaciones adicionales a las que marca la ley, oportunidades de crecimiento profesional y desarrollo de carrera, son los principales ejemplos de la aplicación del salario emocional.

Su implementación también implica que la empresa obtenga beneficios, partiendo de un mejor clima laboral.

“Al implementar esta estrategia, la organización se ve directamente beneficiada en tanto se reducen costos, pues, cuando un colaborador está motivado y satisfecho con su labor los índices de rotación y deserción de personal son bajos, por ende, también se disminuyen los gastos con relación a la selección de personal y vinculación, capacitación y administración”.

De acuerdo con la coordinadora, algunas formas de implementar el salario emocional son:
• Flexibilidad en el horario
• Plan de desarrollo profesional y personal
• Comedor con opciones para diferentes regímenes alimenticios
• Transporte
• Guardería
• Jornadas médicas y prestaciones como seguro de gastos médicos mayores
• Talleres y actividades deportivas
• Infraestructura ergonómica para desempeñar las labores
• Reconocimiento a empleados

La experta Cetys dijo que hacer uso de estas herramientas en las organizaciones es necesario para aumentar la productividad e impactar significativamente en los colaboradores, quienes deben asumir nuevos retos y tareas que implican mayor esfuerzo para lograr el cumplimiento de las funciones asignadas, haciendo necesario no solo remunerarles económicamente, sino motivarlos de manera innovadora a través del salario emocional.

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

A %d blogueros les gusta esto: