Podcast CAMPUS
Al aire

Regla de tres 913

Se aproxima la sucesión en la UV, regreso a clases en todo el país y conflictos en Unacar y UdeC

Se acerca la hora. En la Universidad Veracruzana (UV) se viven tiempos de sucesión. La terna para ocupar la rectoría d esa institución para el periodo 2021-2025 ya quedo definida y ahora solo le resta, a la Junta de Gobierno, tomar la mejor decisión. Tras una extensa baraja de aspirantes y propuestas, solo tres, Martín Aguilar Sánchez, Héctor Coronel Brizio y Jorge Manzo Denes, quedan en la recta final. Quienes han seguido de cerca el proceso, saben que la disputa está entre dos académicos, Aguilar Sánchez y Manzo Denes, quienes arriban a esta etapa sin compromisos con ningún grupo al interior de la propia universidad. Con distinto perfil, pero con una formación distinta, ambos le apuestas a un cambio de timón en la UV que deje a un lado el continuismo de un proyecto que, tras ocho años, se agotó.

Con el beneplácito. El otro de los aspirantes, Héctor Coronel Brizio, arriba con el apoyo de las actuales autoridades, y en los últimos días, con una enorme campaña mediática a nivel local, donde se le quiere ver como la única opción viable, o al menos como la más idónea para la UV, en sustitución de Sara Ladrón de Guevara. Luego de presentar, el pasado martes, sus propuestas de trabajo, no queda más que esperar el nombre de quien ocupará la rectoría de la UV. Si no ocurre otra cosa, el próximo lunes se despejarán las dudas. Si la Junta de Gobierno busca que el derrotero de la institución sea el más adecuado, deberán pronunciarse por el candidato que así lo garantice, por encima de preferencias o influencias.

Ni cómo negarlo. Uno de los aspectos centrales en medio de tanta confusión por el regreso a las clases presenciales, tiene que ver con la falta de infraestructura, como el deficiente e insuficiente acceso a internet, de las escuelas de educación media superior y superior. Así lo planteó José Alfredo Romero Olea, rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, al participar en un foro sobre desafíos educativos. Y es que la pandemia lo puso sobre la mesa de nuevo. Ya era un asunto que había sido señalado por los especialistas anteriormente. Eso sí, el escenario en el que vive el país desde que inició la emergencia sanitaria, lo dejó más al descubierto y con toda la gravedad. De ese tamaño es el rezago que enfrentan los centros educativos. Por eso, no puede pensarse que una solución uniforme puede ser la solución para entornos distintos entre cada una de las regiones en que están insertos los planteles de bachillerato y enseñanza superior.

Mal ejemplo para todos. Allá en tierras del sur, en la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar), ocurre uno de esos casos que solo acontecen en las instituciones de educación superior, a pesar del empeño y compromiso al que se han sujetado en los últimos años. José Antonio Ruz Hernández, rector de esta institución, implantará un récord que no es para nada decoroso. El 28 de agosto de 2013 llegó al cargo, con todas las de la ley y bajo el aval de las reglas que dictan las autoridades de la Unacar. Cuatro años después, en 2017, logró ser reelecto con todas las de la ley y respaldo de las autoridades universitarias. Lo que ya no entra dentro de la trayectoria normal es que Ruz Hernández modificó la Ley Orgánica de la Unacar, y en sesión especial extraordinaria, lo eligieron para un tercer periodo. Doce años parecen no ser sanos para la gobernabilidad de la universidad, pero como casi nadie mira hacia aquellos territorios y latitudes, no importa que se presenten este tipo de entuertos para no dejar ir el poder.

Antes que se complique. En un asunto que han enfrentado otras instituciones de educación superior del país, la Universidad de Colima (UdeC) tiene ante sí un asunto que no puede complicarse más de la cuenta, como ha ocurrido en otros casos. El rector, Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, hizo un llamado al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez para que a la brevedad sea cubierto el adeudo que el Gobierno del estado mantiene con la universidad, cuyo monto asciende a 236 millones 312 mil 490 pesos, que debe ser canalizado para el pago de trabajadores universitarios. Por ahora las negociaciones no han fructificado, lo que pone en aprietos a la universidad, y más cuando se acerca el cambio de gobierno a nivel estatal, lo que pondría las cosas mucho más complejas. Ya lo vimos, por recordar, en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), donde pasaron años y llegó una nueva gestión, para que los compromisos quedaran saldados.

Acerca del autor

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

25 años de experiencia realizando evaluaciones computarizadas

Nuevo examen de inglés: Excoba/I
Nivel B1

Basado en el Marco Común Europeo de Referencia de las lenguas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: