La cultura nacionalista

¿Qué se puede considerar netamente mexicano en una cultura que es resultado de la fusión de muchas otras?

Un interés idealizado por descubrir la cultura mexicana surge entre las elites después del porfiriato, escribió Carlos Monsiváis.

¿Dónde y cuándo inicia la cultura mexicana? Si a la Reforma (1858-1861), con la separación del binomio Iglesia-Estado es considerada la segunda Independencia ¿Cuándo lo mexicano empieza a ser mexicano? Carlos Monsiváis, en sus notas sobre la cultura mexicana en el siglo XX, sugiere que la modernidad en México trajo consigo un nacionalismo cultural. Veamos.

El autor de Por mi madre bohemios, advierte que durante el porfiriato la cultura mexicana estaba enterrada viva, nuestro sustento cultural era en ese entonces, la civilización europea, vínculo que se quiebra con la Revolución y la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

En ese contexto, observa Monsiváis, “surge en las elites el interés por descubrir la esencia o la naturaleza del país, interés que —originado en el romanticismo— se había limitado durante la dictadura”. 

Aquí, un paréntesis obligado. Las naciones nacen a la fuerza, son producto de eventos armados, son hijas de la guerra. Nuestro país brilla por este axioma. Terminada la Revolución e iniciado el proceso de reconstrucción, constitucionalista y civilizatorio, se tuvieron que desconocer las lenguas originarias de nuestros pueblos en detrimento de su cultura e identidad y a favor de una incipiente unidad nacional. A través de la lectura y la educación se diseminó el español como lengua homogénea.

En el primer cuarto del siglo XX iniciaba la efervescencia por el espíritu nacional. Nos recuerda el autor de Días de guardar que por aquella época “López Velarde en ‘La Suave Patria’ procuró para la poesía un tono nacional, esto es, reconoció o creyó reconocer la índole de una colectividad y asumió el tratamiento poético de una tradición popular (exaltación de costumbres y erotismo velado)… Rivera afirma que pinta sus murales con una preparación a base de savia de maguey; Adolfo Best Maugard presenta un método de enseñanza del dibujo basado en ‘los siete elementos lineales de las artes mexicanas indígenas y populares’; Carlos Chávez compone obras para instrumentos indígenas precolombinos. Lo indígena es lo nacional” al menos en la música, en la plástica.

En ese mismo periodo, contexto en el cual se fundó la Secretaría de Educación Pública (SEP), José Vasconcelos “en obras como Pitágoras (1916), La raza cósmica (1925), Indología (1927) va articulando sus teorías: la fase estética es la fase superior de la humanidad, la estética es superior al conocimiento racional, para avanzar hay que crear una ‘estética bárbara’ que supere la decadencia y afirme el vigor del mundo nuevo. Lo importante es producir símbolos y mitos, imaginar un pasado heroico y hacerlo habitar, wagnerianamente, por dioses crepusculares como Cuauhtémoc”, advierte Monsiváis y remata:

“Para Vasconcelos, finalmente, el nacionalismo es el Espíritu apoderándose y transfigurando una colectividad”.

¿Hoy día qué podemos encontrar como netamente mexicano?, la música de banda tiene su génesis en Alemania, el mariachi en Italia, la panadería que tanto nos gusta es española, las jacarandas de nuestra bella primavera son japonesas, queda claro que nuestra cultura es como el mole, es la integración de la mixtura, apoteosis gastronómica de la raza cósmica.

Termina octubre y con ello, este año, la conmemoración por los 100 años de la fundación de la SEP, fruto de la revolución madura, artesana de la patria, motor de la esperanza. Hace un siglo “el mecenazgo de José Vasconcelos lanza al muralismo a una tarea hazañosa y pedagógica: que refleje el credo humanista y la épica de la Revolución, que transmita —ése es el propósito de Vasconcelos— su teoría de la Raza Cósmica: América Latina es el porvenir del género humano, Platón y Tolstoi humillarán a la barbarie, adquirir conciencia bolivariana es descifrar el sentido del cosmos”, escribe el autor de Entrada libre. Crónicas de la sociedad que se organiza.

Pero “nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos”, diría Neruda, pero somos nosotros, los mexicanos, aquellos que decidimos hacer de la guerra y la barbarie “la materia prima de una civilización heroica” como observó el gran Monsi.

Abra Palabra
Colofón

Hace una semana nació el canal de Youtube “Abra Palabra” lo nutre el joven poeta Sandino Bucio, hermano de Ella Bucio, campeona mundial de parkour. Sandino no es un artista improvisado, es un poeta aullante con casi 20 años de trayectoria, en su canal de Youtube (ya era hora) estará compartiendo poemas propios y ajenos, la poesía que él lee y escucha. Este canal es una excelente ventana para conocer la poesía joven, la poesía del turno del aullante, la poesía de nuestros tiempos. Los invitamos a suscribirse, se va a poner interesante, desde aquí, larga vida y un abrazo: volemos por “los colores más agudos del abismo”.

Sobre la firma

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

A %d blogueros les gusta esto: