Especialista de la UAS explica cómo prevenir e identificar el estrés en nuestras mascotas

Yesenia Osuna Ramos, responsable de Medicina Interna de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, detalló posibles causas y síntomas de estrés en perros y gatos.

Es importante brindarles interacción, cariño y bienestar.

Hablar de estrés en las mascotas, significa referirse a un tema amplio que implica ciertos comportamientos físicos que pueden afectar la calidad de vida y generar problemas en el hogar, así como provocar enfermedades.

Yesenia Osuna Ramos, responsable de Medicina Interna de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) señaló que el estrés en los perros se produce por distintas razones, como pueden ser las visitas al veterinario, ruidos estridentes o quedarse solos en casa.

El estrés en los caninos se presenta de distintas maneras, pero hablando de cuestiones psicológicas, en muchas ocasiones se manifiestan con un lamido constante y extenso, incluso pueden llegar a morderse y lesionarse la piel con heridas de importancia.

En cuanto a los gatos, la especialista señaló que existen algunas conductas recurrentes como el acicalamiento, contracciones musculares, agresividad, por mencionar algunas, trayendo consigo padecimientos del tracto urinario caudal, lo cual puede comprometer su vida, ya que, si no puede orinar y tiene una obstrucción, podría causarle la muerte.

Respecto a las causas principales por las que las mascotas entran en estrés, Osuna Ramos dijo que son variadas, por ejemplo, si la persona se muda de hogar, o modifica algunas cosas de su entorno, podría alterar el comportamiento de perros y gatos.

Asimismo, manifestó que, debido a su excelente capacidad y agudeza auditiva, los perros sufren cuando suenan ruidos con un volumen muy alto e intermitente, como son truenos o juegos artificiales, lo que les produce miedo.

Por último, la veterinaria explicó que para mitigar o controlar el estrés en los perros, es importante la interacción, ya que requieren de cariño y atención para poder estar en bienestar, y si es un perro que necesita de actividad física, es necesario llevarlo a caminar mínimamente una vez al día; mientras que con los gatos se debe evitar realizar cambios drásticos en su entorno.

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

A %d blogueros les gusta esto: