60 Aniversario de la Universidad Autónoma de Guerrero

uag

60 Aniversario de la Universidad Autónoma de Guerrero

Jesús Álvarez Hernández, Coordinador del Observatorio Institucional de la Uagro

El 21 de octubre se celebran 60 años de que estallara en la Universidad un movimiento con miras a alcanzar la Autonomía de la Universidad de Guerrero, misma que se decreta su creación el 25 de mayo de 1960 sin especificar que la institución educativa era autónoma, por lo que se entendió que solo cambiaba de denominación de Colegio del Estado, creado en 1942 y se convertía en Universidad de Guerrero; con la misma estructura y con los mismos mandos. De tal suerte que el ultimo director del Colegio del Estado se le nombrara primer rector de la Universidad de Guerrero, recayendo en la persona del Profesor Alfonso Ramírez Altamirano. Quien tampoco tenía el perfil universitario ya que era normalista.

A grandes rasgos podemos identificar cuatro etapas por los que a pasado el desarrollo de nuestra Institución Educativa:

La primera abarca de 1960 a 1972 y se caracteriza principalmente por ser el grupo académico dentro del Partido Revolucionario Institucional, que hasta ese año habían tenido cuando menos siete rectores (Lic. Salvador Castro Villalpando, Profr. Aaron M. Flores Moctezuma, Doctor Virgilio Gómez Moharro, Lic. Ramiro González Casales, Doctor Jaime Castrejón Diez y Lic. Alfonso López Bello)

En esta primera etapa se caracteriza por transformar con normatividad a la institución, así como darle mayor cuerpo a la vida académica de la institución educativa.

Las autoridades universitarias se centran sobre todo a administrar una comunidad universitaria de apenas 1172 estudiantes, estructurados de la siguiente manera: nivel bachillerato 708 alumnos, lo que representaba el 60 por ciento de la población estudiantil, seis carreras técnicas que representaban el 27 por ciento y 3 escuelas superiores que representaban el 13 por ciento.

Es decir, que en esta primera etapa ya se caracterizaba la universidad, por su número de estudiantes en cada nivel como una preparatoria grande.

De la normatividad se discutieron y aprobaron doce reglamentos internos y el estatuto general que norma la vida institucional. Es de remarcar que el 4 de septiembre de 1963 se publica una nueva ley orgánica donde se le otorga a la Universidad Autónoma de Guerrero su autonomía.

De esta etapa hay dos personajes que tienen la idea clara de como transformar a la universidad, me refiero a los doctores Virgilio Gómez Moharro, quien mandó a elaborar el AUTOESTUDIO, consistente en hacer un inventario general de lo que era la institución universitaria, incluyendo edificios, infraestructura, perfiles del personal académico y administración, se describió también las necesidades que se tenían en ese momento.

El Doctor Jaime Castrejón Diez se preocupo por la planificación, la reorganización financiera, por formal personal idóneo en niveles directivos y las construcciones. Se elaboro durante su periodo el primer plan de desarrollo institucional en la historia de la universidad que se llamo PLAN DE LA UAG: 1971-1986, que contemplaba 15 programas básicos como: planificación, agricultura, forestal, ganadería, pesca, minería, turismo, industria, urbanismo, desarrollo social, facultad de derecho, docencia universitaria, reforma del nivel preparatoria, reforma administrativa y reforma financiera.

Sin lugar a dudas era importante esta visión, sin embargo, quedaría truncado este proyecto por el secuestro del rector y su posterior renuncia a la rectoría de la universidad.

Cabe hacer mención de la designación del rector en esta etapa era de manera centrada y decidían los que tenían mandos en la administración central y en las direcciones de las escuelas

La segunda abarca de 1972 a 1985 en esta segunda etapa se caracteriza porque se abre la elección de rector a la comunidad universitaria y deja de ser un asunto privado de cada Consejero Universitario, ya que se hace dicha elección con voto abierto y en sesiones publicas y los consejeros de cada una de las escuelas tienen que votar en el seno del H. Consejo Universitario de acuerdo a la opinión de sus representados, lo cual quiere decir que en realidad los maestros y los alumnos hicieron valer su opinión en los comicios.

Hasta ese momento ninguna universidad había logrado esa conquista democrática, de tal manera que se considera que este periodo la Universidad Autónoma de Guerrero se coloca a la vanguardia del desarrollo democrático universitario, y, además, dando un buen ejemplo de democracia al estado y a la sociedad.

También se implanta esta política democrática a la elección de directores de las escuelas de la universidad.

Se considera también esta etapa como de democratización y expansión, al crearse más opciones de estudio tanto en el nivel medio superior y superior, como en la creación de varios centros de investigación que en la fase anterior no se tenían, tales como: el centro de investigaciones microbiológicas, el de investigación de sociales, el de investigaciones económico administrativas, el de investigaciones agropecuarias y el del instituto de ciencias de mar.

De servicios asistenciales se crean los comedores universitarios, los bufetes jurídicos, dormitorios universitarios, casas de estudiantes, programa de condonación y becas, librerías universitarias análisis clínicos y servicio social a la comunidad, teniendo como característica principal que estos servicios son de bajo costo o totalmente gratuitos.

A esta etapa se le denominó Proyecto de Universidad Pueblo, ya que su característica principal fue priorizar el ingreso a la institución a los jóvenes de escasos recursos económicos que venían de los sectores campesino y popular, caracterizado por ser el sector mas abandonado y desprotegido del estado de Guerrero. Durante esta etapa la universidad creció de una manera acelerada, teniendo presencia en las cabeceras municipales de mayor población con escuelas preparatorias y de manera regional con escuelas superiores. Al principio del proceso democrático se contaba con seis escuelas preparatorias y se paso a un numero de setenta y una, entre preparatorias oficiales, particulares, incorporadas y grupos periféricos y varias escuelas superiores como: Escuela de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Escuela de Ciencias Sociales en Acapulco y la Carrera de Biología  Escuela de Ciencias Químicas, entre otras.

De aquella universidad de la primera etapa, que predominaba su presencia en Acapulco y Chilpancingo se expande por todo el estado de Guerrero, incrementando de manera importante la matricula a un total de 70 mil alumnos, de los cuales una parte considerable alrededor de 18 mil eran de la escuela normal superior que se concentraban, básicamente, en los cursos de verano en Chilpancingo.

La tercera abarca de 1985 a 2000, teniendo como característica principal que en la política de financiamiento de la educación superior en México se impone a las universidades públicas la política de transparencia y rendición de cuentas, desde el inicio del gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado con la política neoliberal.

En nuestra institución las autoridades universitarias consideraron aquel requerimiento desde noviembre de 1983 que era un atentado a la autonomía universitaria y por lo tanto no se tomo en cuenta la consideración de realizar auditorias externas a los recursos otorgados a la universidad vía subsidios. Dicha negativa desembocó en la suspensión del subsidio durante todo el año de 1984, trayendo como consecuencia la deserción de la mayor parte de maestros con alto grado académico a otras instituciones fuera del estado o a otras opciones de educación superior y media superior que el gobierno del estado impulsaba en contra de la universidad, como el Instituto Tecnológico de Chilpancingo y los Colegios de Bachilleres, además de otras opciones a nivel federal.

Todo lo anterior trajo como consecuencia el debilitamiento de la vida institucional: todos los programas de fortalecimiento académico y de formación de profesores se vinieron abajo al igual que la desaparición de la escuela normal superior y la cancelación del crecimiento de las escuelas preparatorias.

Las diversas movilizaciones que trajo como consecuencia la retención del subsidio obligo a las autoridades de la institución a impulsar una política diferente a la que se propuso el proyecto de Universidad Pueblo de 1972, a tal grado de acuñar todo en una sola frase dicha por el Doctor Rosalio Wences Reza como rector: “RENOVARSE O SUCUMBIR”; que en otras palabras significó una obligada negociación con los gobiernos estatal y federal en coordinación con la ANUIES lo cual se traduce en un convenio que se firma entre la SEP, Gobierno del Estado, ANUIES y autoridades universitarias el 8 de enero de 1985, en el cual se plasma la desaparición de la normal superior, la desaparición de los bufetes jurídicos y todas las instancias de vinculación con la sociedad, el no crecimiento de las preparatorias,  y a considerar a la universidad un barril sin fondo se nos impone presentar un plan de desarrollo institucional para regularizar la entrega del subsidio suspendido en el año 1984. Dicho plan fue entregado a la subsecretaria de educación superior el 19 de septiembre de 1985, precisamente el día del terremoto que sacudió trágicamente a la Ciudad de México.

Con la entrega del plan de desarrollo institucional se establecieron compromisos estratégicos del desarrollo universitario: así se crean los programas de bachillerato y nivelación a licenciatura para las trabajadoras de las escuelas de enfermería y el programa del nivel de licenciatura para los profesores que desempeñaban trabajos de docencia y que habían egresado de la escuela normal superior. Estos mismos programas se abrieron para los demás egresados que no tenían relación laboral con la universidad. Este es el primer paso que da la universidad en la consolidación académica, así como la revisión permanente de los planes y programa de estudios de la oferta educativa institucional.

La cuarta abarca de 2000 a 2020 y comienza con las recomendaciones de la conferencia general de la UNESCO en noviembre de 1997, el tercer congreso general universitario realizado los días 6, 7 y 8 de diciembre del 2000 en la Cuidad y Puerto de Acapulco, donde se rescatan algunas consideraciones de las recomendaciones hechas por la UNESCO y los resolutivos de dicho congreso.

De los resolutivos sobresalientes se establecen algunas consideraciones para las funciones sustantivas de la universidad como: el modelo educativo, el modelo académico, la misión, la visión, la vinculación con el entorno, la integración y la interdependencia de las funciones sustantivas, concepto de educación integral, concepto de calidad, la integración en redes y colegios, la calidad de la investigación, el carácter académico de la extensión, la adopción de la planeación y evaluación institucional, las relaciones y organización académica de los niveles y grados educativos, las nuevas perspectivas del posgrado y la investigación, la organización colegiada y estatal de la investigación, la prioritaria institucionalización de las academias, y el sistema de elección de rector que pasa de tres a cuatro años el periodo, así como figuras e instancias de vinculación como el Consejo Social, la Fundación UAG, la Contraloría General, la Defensoría de los Derechos Humanos y Universitarios y los reglamentos de responsabilidades de funcionarios de la UAG. Estos son los elementos que en la vida institucional universitaria deben de regir en la Universidad Autónoma de Guerrero y que en 2020 la universidad se sigue desarrollando con políticas de planeación y evaluación institucional donde se contemplan las evaluaciones y la acreditación de los servicios para que la institución tenga presencia no solo estatal, si no nacional e internacional. Así se ha establecido los diversos planes de desarrollo presentados en esta última fase.

Desafortunadamente se presenta el fenómeno de Covid-19 a mediados de marzo del presente año y hace que se modifique de manera sustancial la política que se venia desarrollando de una Universidad de Calidad con Inclusión Social, cuando de manera formal el lunes 16 de marzo del 2020 anuncia el rector Doctor Javier Saldaña Almazán que se suspenden las clases presenciales en las escuelas de la Universidad Autónoma de Guerrero.

Después de las vacaciones de semana santa el rector presenta el Plan de Continuidad Académica Uagro en Línea para sacar adelante el semestre febrero-julio, mismo que se prolonga en el siguiente ciclo escolar.

Con el confinamiento y la política “QUEDATE EN CASA Y LA SANA DISTANCIA” se disminuye el ritmo de crecimiento y consolidación de la Universidad Autónoma de Guerrero y en medio de la pandemia el próximo 21 de octubre, en la próxima semana, estaremos cumpliendo 60 años de vida universitaria.

Esperamos sinceramente que los obstáculos e imprevistos presentados durante la pandemia no pongan un ALTO en la vida institucional.

Web | + posts
A %d blogueros les gusta esto: