Sobre el anteproyecto de reglamento del SNI

Mayores evaluadores y un énfasis en la en la trayectoria del investigador son algunos de los cambios que podrían representar mejoras al sistema

El nuevo reglamento del organismo se redujo de 76 a 40 artículos.

Se ha anunciado que hay un nuevo Anteproyecto de Reglamento del SNI. Una revisión de lo que se ha dicho al respecto me ha permitido darme cuenta de que hay cambios trascendentes respecto a quién evalúa, qué evalúa, cómo, cuándo y sus posibles impactos sobre la comunidad académica.

La intención de cambio me despertó el interés porque soy miembro del Sistema desde hace más de tres decenios, durante los cuales he sido dictaminador por un período de la Comisión de Ciencias Sociales. Y como representante electo por mi comunidad al Foro Consultivo Científico y Tecnológico, (2002-2004), convoque a un grupo de colegas para integrar una Comisión Revisora del Reglamento del SNI que sugiriera cambios para mejorar la forma y el contenido de la evaluación.

Las autoridades del Conacyt, en aquel entonces, aceptaron reglamentar que un investigador con quince años en el Sistema y 65 años de edad pudiera solicitar no ser evaluado en los siguientes quince años, lo que se mantiene acertadamente en el nuevo anteproyecto.

En este último se propone que aumente el número de evaluadores y que sean seleccionados de una manera aleatoria para estimular la diversidad en cada campo. Incrementar el número es necesario, porque ya desde principios de Siglo, la cantidad de casos a evaluar era excesivo para los miembros de las dictaminadoras. Las solicitudes han seguido incrementándose año con año, lo que provoca una menor atención a los curriculums y que se empeore la calidad de la evaluación y los dictámenes. Ahora, cada dictaminador evaluará un máximo de treinta expedientes, lo cual abre la posibilidad de que se lea algún texto presentado como avance curricular, y que el juicio no esté centrado exclusivamente en la cantidad. Posiblemente, estas medidas combatirán la arbitrariedad y las injusticias en los dictámenes.

Me parece de la mayor importancia que el énfasis de la evaluación se ponga en la trayectoria del investigador, dentro de la cual se va a considerar lo hecho en el último período reportado. Se tendrán más elementos de la trascendencia de la obra y el investigador podrá valorar cuándo cubre los requisitos de un nivel superior.

Por otro lado, se mantiene la jerarquía de tres niveles y se establece un período de cinco años para permanecer en cada en cada uno, antes de pasar al siguiente. Se trata de darle un sentido de carrera académica al Sistema.

En mi opinión, es indispensable que la planta de investigadores reciba un salario que permita a los académicos una vida digna. Los incrementos de salarios y lo recursos para crear plazas son decisión del gobierno, no sólo de las universidades. La becarización y la precariedad del trabajo académico llegaron a un límite y ya tienen efectos negativos, sobre todo sí se dispone que México enfrente los desafíos del conocimiento. Los estímulos al trabajo deben ser una parte mínima de los ingresos y deben funcionar como tales y no como parte sustancial del sueldo del trabajador.

Con todas las innovaciones del Reglamento, sería de esperar que en la evaluación se tengan más elementos para calificar una obra. Tal vez se auspicie disminuir la prisa y la ansiedad por producir y publicar de inmediato. Estas medidas favorecerán que el investigador tenga más tiempo para la reflexión, cuidado y mejora intelectual de sus productos antes de publicarlos.

Los investigadores podrán manejar mejor sus tiempos, hacer docencia y atender a sus alumnos, sin que estas tareas se realicen como actividad secundaria, cuando en realidad forman parte de un oficio que es maravilloso: transmitir en el aula el conocimiento que se produce en el cubículo, en el seminario o en el laboratorio. Valorar la función docente, formar nuevos investigadores o colectivos de académicos que reproduzcan la academia, las instituciones académicas y el propio SNI, debería considerarse una prioridad social y para elevar el dialogo intergeneracional.

Varias cosas más. Hay que analizar y promover que haya una distribución de investigadores nacionales entre las entidades federativas adecuada por disciplina e instituciones para satisfacer necesidades locales concretas de conocimiento. Es relevante tener y partir de una agenda con prioridades nacionales de investigación. Actualmente, los temas ligados a la salud tienen prioridad y, en ellos, es menester que se integren disciplinas de muchos campos del conocimiento.

Las políticas educativas oficiales ligadas a la lógica del mercado implicaron crear más burocracia en las instituciones de educación superior públicas. La vida académica se burocratizó, más a partir de la pandemia. La burocracia gano fuerza y se ha sobrepuesto a los intereses académicos. En este tenor, es de celebrar el hecho de que el nuevo reglamento del SNI se haya reducido de 76 a 40 artículos. Ojalá que sea un inicio, que sirva de ejemplo, para frenar la burocratización de los procesos y las relaciones académicas en el Campus.

Finalmente, hay que resaltar la esfera de lo público. Y trabajar para fortalecerla orientando la investigación al logro del bien común. Comunicándonos, dialogando, creando organismos colegiados, espacios académicos, reflexionando y acordando en colectivo, podemos quitarle el jaque a la academia y alcanzar más logros, para que nadie se quede sin acceder al conocimiento científico.

Sobre la firma
Programa Universitario de Estudios sobre la Educación Superior | recillas@unam.mx | Web

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

A %d blogueros les gusta esto: