Abogan por una evaluación docente integral en la UADY

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Experta sugiere utilizar un modelo más completo

La evaluación docente es una pieza clave del proceso de enseñanza-aprendizaje, un elemento fundamental para la mejora de la educación y la transparencia del sistema educativo, apuntó la profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Frida Díaz Barriga Arceo, durante la conferencia “La evaluación de la docencia: mucho más que un entramado técnico-instrumental”.

Durante el evento, realizado en el marco de las actividades del VIII Simposio Internacional de Docencia Universitaria que organiza la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), la ponente mencionó que este tipo de evaluación se ha realizado de una manera muy instrumental, por lo que se debería mirar más allá de esos aspectos técnicos-instrumentales e incidir en todo lo que la evaluación implica.

“Las formas actuales de realizar esta evaluación se basan y están centradas en la opinión de los jóvenes estudiantes, lo que nos lleva a una crítica a esta forma de hacerlo, no porque no debería estar enfocada en la opinión, sino que el alumnado no debería ser quien emita al cien por ciento, pues muchas veces se convierte en una investigación sesgada y sin un mayor impacto”, anotó.

Agregó que esta evaluación se sigue mirando de una manera muy reducida y técnica, cuando se necesita de una visión mucho más amplia, que permita triangular y contrastar resultados, para tener distintas perspectivas acerca de algo tan complejo y relevante en las instituciones como lo es la docencia.

Asimismo, Díaz Barriga Arceo dijo que en general no se evalúa la docencia con un sentido sistémico, el cual podría llevar a evaluar todo un sistema de enseñanza, la actuación del profesor, los proyectos educativos, programas, métodos educativos, condiciones, infraestructura y procesos de gestión.

“En realidad, se sigue evaluando al agente educativo a título personal, con instrumentos que exploran la opinión o satisfacción del cliente”, comentó.

Para finalizar, destacó que el proceso de enseñanza-aprendizaje requiere un seguimiento continuo de sus avances con el objetivo de detectar a tiempo aquellas iniciativas o metodologías que no están teniendo el resultado deseado y corregir aquellas fallas o errores que se encuentren.

“La evaluación de los maestros y profesores, lejos de pretender ser una crítica a su trabajo o limitar su libertad de cátedra, se configura como un proceso para mejorar el desempeño de su labor y garantizar que se alcanzan los objetivos educativos que se ha marcado un centro educativo”, concluyó la académica.

Acerca del autor

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Konrer Gallery Presents

Edición 954

mañana

A %d blogueros les gusta esto: