Podcast CAMPUS
Al aire

UAM: La Nueva Rectoría

El nuevo rector, José Antonio de los Reyes Heredia, ha enunciado críticamente los problemas que se confrontan y las acciones generales que deben realizarse para su superación

La rectoría general que inaugurara el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, 47 años atrás, tiene ahora continuidad en la persona del doctor José Antonio de los Reyes Heredia. En este lapso, la UAM ha tenido 14 rectores, contando al actual. Salvo uno, todos han concluido el mandato para el cual fueron designados, circunstancia que le confiere a la institución el rasgo de una gobernanza estable, rara avis en las universidades públicas del país. El nuevo rector asume funciones después de una larga y fértil trayectoria académica en la propia UAM y a partir de un original programa de trabajo que, estimo, debió ser parte importante de los méritos que tomó en cuenta la Junta Directiva al adoptar su decisión.

Como toda obra colectiva, forjada a partir de 13 titulares anteriores, la UAM ha llegado a su madurez en la gestión del Dr. Eduardo Peñalosa. Esta característica podría resumirse en los dos rasgos opuestos que definen dicha gestión: a) el reconocimiento, en dos años consecutivos, por parte de uno de los rankings más acreditados en el mundo (el del Times Higher Education) de ocupar la posición número uno del país; pero, por otro, tener la huelga más larga de su historia (92 días) y estar aún en un momento de reconstituirse.

El Dr. de los Reyes combina una carrera académica intensa con una gestión institucional en estratégicos puestos de dirección. Lo primero, como él mismo se define, con casi 30 años de docencia e investigación, en que ha dirigido más de 30 tesis de posgrado y contribuido a la formación de 20 generaciones de profesionales en el área de química (catálisis) Lo segundo, con puestos de representación en los órganos colegiados de la universidad y, particularmente, el haber ocupado la dirección de División de Ciencias Básicas e Ingeniería de la Unidad Iztapalapa, así como la secretaría general de toda la universidad. Todo esto le permite decir de sí mismo: “Creo contar con una visión extensa de la UAM, reconozco su complejidad sistémica y la pluralidad de su comunidad y me enorgullezco de ella”. Su ambicioso plan de trabajo es un fiel reflejo de ese dicho.

En ese plan de trabajo identifica dos cuestiones generales (elude el término “problemas”) que condicionan el avance de la institución: a) el presupuesto de la universidad, “castigado desde años atrás”; b) el nuevo marco jurídico nacional (Artículo 3º constitucional y Ley General de Educación Superior) que obliga a las instituciones a incrementar sus matrículas en función de los principios de obligatoriedad, gratuidad y universalidad de la educación superior. A partir de ahí enuncia lo que llama “un gran conjunto de problemas por atender”. Para empezar, todo lo derivado de la pandemia y lo que debería ser un “retorno seguro” a las funciones universitarias. En el diagnóstico que ahí se formula desmenuza, con sentido autocrítico, carencias, equívocos e inercias. Todo ese conjunto se enmarca en el contexto mundial relacionado con fenómenos sociales y económicos, la situación de la educación superior y la investigación en México y, desde luego, la situación interna de la UAM. Cifras y comparaciones de todo ello lo convierten en un documento útil, de consulta indispensable.

Con el nombre de “políticas de atención a los problemas” se identifican 14 de ellas. Entre las que llaman más la atención se encuentran: a) diversificación de fuentes de financiamiento; b) impulso decidido a una cultura digital; c) atenuación de inequidades previas al ingreso (del alumnado); d) incremento de la visibilidad nacional e internacional de la UAM; e) porosidad social (atender contextos y demandas extra-academia, fortaleciendo vínculos con egresados y los sectores productivo, público y social).

Conclusiones

  • Como ya se afirmó, la UAM se encuentra en un momento de madurez. Pero quizás haya habido precipitación al otorgarle esa característica. La Real Academia de la Lengua entiende por tal término, en una de sus acepciones, “el momento en que un organismo ha alcanzado la plenitud de su desarrollo”. Los acontecimientos de los últimos tres años muestran a una institución que ha pasado por una situación singular. La mejor de las universidades de México (según el Times) y la de haber sorteado la huelga más larga de ese año en el país y la más prolongada en su historia institucional. Bien hace el nuevo rector al enunciar críticamente los problemas que se confrontan y las acciones generales que deben realizarse para su superación. Y empleo el término “críticamente”, ya que él ocupó la secretaría general en los últimos cuatro años.
  • El programa de trabajo presentado a la Junta Directiva es un buen documento. Un punto de partida para una ruta de cuatro años. Muchos desafíos y complejidades en esas catorce “políticas de atención a los problemas”. Sus breves enunciados, conteniendo caminos a seguir, coinciden con los problemas ya descritos. Sin embargo, llama la atención que uno de los condicionantes, el relativo “a atender un número mayor de alumnado”, no haya tenido expresión alguna en dichas políticas. Habría que recordar que ese fue el motivo principal de la UAM, su razón de ser, casi medio siglo atrás al ser fundada. Razón de ser reflejada en su Ley Orgánica al colocarla en primer término dentro de los tres aspectos que constituyen el objeto de la Universidad.
  • El documento presentado a la Junta Directiva tiene el carácter de una “propuesta de trabajo”. Falta ponerlo a consideración de la comunidad universitaria a través de sus órganos colegiados. Tal como ahí se indica: “habrá que esperar al término de una serie inicial de reuniones y sesiones, 100 días después de iniciada la gestión”. Un buen espacio para abordar el tema de los indispensables incrementos en la matrícula de las cinco Unidades que componen la UAM.

2 comentarios en «UAM: La Nueva Rectoría»

  1. Siempre información relevante sobre un tema básico para el desarrollo de los pueblos; ojalá hubiera más información de éste y otros temas positivos y se atenuara la información sobre crímenes, matanzas, violencia, etc. Gracias por la información

    Responder

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: