Regla de tres 952

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Fin de una era en la Unacar, el subsecretario de Educación Media Superior en la UAZ y más

El eterno rector. En la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR) en tierras campechanas, parece que el tiempo no pasa y se afianzan más los liderazgos que tienden a ser más un cacicazgo con todas sus letras. Aunque la legislación universitaria, muy a modo se lo permita, permanecer tantos años al frente de una institución no es saludable para el desarrollo académico de la misma. Y es que hace unos días, José Antonio Ruz Hernández rindió su primer informe de su tercer año de gestión al frente de la UNACAR. Hay que recordar que Ruz Hernández llegó a la rectoría de la universidad en 2013 para un periodo de cuatro años. Después de eso, vinieron dos reelecciones. Una para el periodo 2017-2021, y una más de 2021 a 2025. Una trayectoria de doce años que terminará, a la larga, de ser un lastre para esta institución que no ha querido salir a la escena nacional y convertirse en una universidad mucho más comprometida con los grandes retos de la educación superior. Y ahora, con 12 años bajo la sombra del mismo poder, difícilmente veremos cambios sustanciales en un muy buen tiempo.

Triste noticia. Tras rendir su primer informa de actividades, el rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), Jesús Madueña Molina dio positivo a covid-19, como parte de esta nueva ola de la pandemia que, aun con vacunas y ciertas medidas de prevención, sigue sin dar tregua. El rector se mantendrá aislado pero atento a las actividades de la UAS y de la comunidad que la integra. Por lo pronto Madueña Molina atenderá su agenda personal de manera virtual mientras se repone de esta enfermedad. Al mismo tiempo, pido a todos los universitarios atender todas las recomendaciones para evitar los contagios. Esperemos que el rector de la UAS salga pronto de esta contingencia y continué con sus actividades propias de una posición tan importante para miles de universitarios de esa región y del país. Además, el equipo de trabajo de Madueña Molina atenderá también todos los pendientes de manera eficaz para no alterar el rumbo de la institución.

Recomendaciones a modo. Muy atentos a las palabras de Juan Pablo Arroyo Ortiz, subsecretario de Educación Media Superior, quien estuvo presente en un evento celebrado en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ). Ahí, el funcionario federal invitó a la comunidad universitaria a tomar en cuenta todas las propuestas de reforma educativa que emanan desde el gobierno federal para todas las escuelas públicas de nivel medio superior y superior. Todo en función de cumplir con la obligatoriedad que quedó estipulada en la ley, pero que no ha terminado de aterrizar ni en lo más mínimo. Y aunque reconoció que la UAZ es libre, autónoma y regida por su Consejo Universitario, la decisión final es de la institución. No se trata de imponer ninguna de las directrices que se han trazado, argumentó el subsecretario. Incluso, dijo que, a diferencia de otras administraciones, las universidades públicas tienen ahora la libertad de decidir si acatan las políticas educativas. Habrá que ver con todo detenimiento el alcance de estos señalamientos porque las sugerentes peticiones que llegan a veces a las instituciones de educación superior suelen malentenderse. En temas como la obligatoriedad y la gratuidad no hace falta jugar a la especulación. Cuentas claras y siempre las cartas sobre la mesa.

Todos tranquilos. Ahora que la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca ha cuestionado la política implementada por el gobernador de aquel estado, el panista Mauricio Kuri, muchos grupos políticos han volteado hacia la figura de la rectora para intentar acercarla a un movimiento de oposición a futuro. Al escuchar estas voces, García Gasca ha atajado a aquellos que ya la vinculan al escenario político. De entrada, la rectora planteó que la postura crítica que ha tomado ella, a nombre de la universidad, es parte de la labor que desempeña la institución. Y siempre que haya algún inconveniente que vaya en contra de los preceptos emanados y fomentados en las aulas universitarias, se hará escuchar la voz de sus autoridades. Sea contra el gobierno local o contra instancias federales. Pero hasta ahí, nada de aspiraciones políticas que muchos quieren ver.

No paran los problemas. En la Universidad Veracruzana (UV), las quejas y las inconformidades con las autoridades de esta casa de estudios no paran. Ahora, personal sindicalizado determinó laborar bajo protesta para exigir que sean respetados sus derechos laborales. En la fachada de Radio Universidad Veracruzana (Radio UV) colocaron una lona donde demandaron la intervención del rector Martín Aguilar Sánchez. No es la primera vez que se registran reclamos de una de las áreas que en otros tiempos le dio muchas satisfacciones a la UV y ahora ha sido muy mal atendida y descuidada. Y pensar que no es el único frente que tiene abierto la rectoría, sabedora de que en otras áreas e instancias de la UV la situación no camina. Cuestionan que ya fue tiempo suficiente como para que las autoridades operen ya en la justa dimensión que entraña una casa de estudios tan importante.

Acerca del autor

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Konrer Gallery Presents

Edición 954

mañana

A %d blogueros les gusta esto: