Podcast CAMPUS
Al aire

Patriarcas

En esta semana celebramos a tres figuras que, en diferentes ámbitos, contribuyeron a dar forma a México

De acuerdo con las efemérides de la semana, este día hablaremos de tres patriarcas. A uno le debemos la gracia de los viveros y el saber valorar un árbol, a otro el descubrimiento profundo del México antiguo y a uno más la perspectiva intelectual de los sindicatos y el vínculo entre la industria y la escuela; tres grandes próceres de nuestro tiempo que recordamos en breves trazos.

Miguel Ángel de Quevedo (1862-1946), es un fundador poco conocido, trabajo en el servicio público desde Porfirio Díaz, hasta Lázaro Cárdenas. Fue un ecologista adelantado a su época, a partir de la ciencia de su tiempo impulsó la necesidad civilizatoria de sostener un vínculo atento con la naturaleza, por lo que se ganó el sobrenombre de “apóstol del árbol”, falleció un día como hoy, pero de 1946.

En la capital del país se le conoce porque una avenida grande lleva su nombre, pero pocos saben que este ingeniero fue quien trazó la avenida de los Insurgentes (una de las más grandes del mundo), también una estación del metro lleva su nombre, pero una estación antes es la de viveros y poco se sabe que este era un terreno propiedad de la familia de Quevedo, el cual, donó para la conservación forestal en la capital del país. Incluso la actual sede de la Academia Mexicana de la Lengua fue propiedad de Quevedo, los jardines de esta gran casa, aún resguardan un ahuehuete del tiempo de Nezahualcóyotl.

Manuel Gamio (1883-1960)

Gamio se ganó el mote de “Padre de la antropología”, pero también es poco conocido pese a que sus trabajos en Teotihuacán y el descubrimiento del Templo Mayor son parte de su legado. Su obra “La población del valle de Teotihuacán” cumplirá el próximo 2022, cien años de haber sido publicada. Hoy cuenta con versiones digitales en línea que pueden ser consultadas de forma gratuita. 

En esta obra, “La población del valle de Teotihuacán”, podemos encontrar grandes historias como las del “Profeta Azteca”, la cual es una visión nocturna (un sueño) que el dios Huitzilopochtli le da a Tezozomoc, donde le adelanta como será la Independencia de México, anticipa las guerras mundiales y prevé la destrucción de la ciudad de México por un gran terremoto. Manuel Gamio, falleció el 16 de julio de 1960.

Vicente Lombardo Toledano (1894-1968)

Educador, sindicalista, prócer de la izquierda mexicana. Si Vasconcelos o Torres Bodet lo veían o sabían que Toledano iba estar presente en un evento, ponderaban el peso de su presencia; Toledano siempre impulsó de forma crítica -es crítico hasta de la Universidad que lo formó- el sistema educativo nacional desde sus ciernes.  

Para dar rumbo al sistema escolarizado, especialmente en el medio rural e indígena, decía: “recuérdese, las escuelas-comunidades creadas por don Vasco de Quiroga en Santa Fe (estado de México) y en Michoacán. El programa de las materias estrictamente escolares era mínimo: escritura y lectura del idioma castellano y religión, pero se añadía: trabajo comunal de la tierra, aprendizaje individual de un oficio y canto llano”.

El vínculo entre educación y centro de trabajo lo impulsó Toledano desde el primer cuarto del siglo pasado, pero no con la visión de formar mano de obra calificada, sino con la esperanza de que los hijos del obrero pudiesen alcanzar los puestos directivos de las empresas. “Al celebrarse cada año la convención general de la Confederación Regional Obrera Mexicana, el problema de la educación, especialmente la de los trabajadores y sus hijos, ocupa siempre, de preferencia, la atención de los delegados”, aseguraba Toledano, quien también fundó la Universidad Obrera de México.

“En todas las reuniones de trabajadores, a propósito de cualquier problema, surge el insoluto de educar a los compañeros y a sus hijos y de capacitarlos para el entendimiento y la futura dirección de las empresas de que forman parte, a fin de garantizar sus intereses y vigilar la táctica social del capitalismo”, apuntó este prócer quien nació un 16 de julio de 1894.

De cierta forma, el origen de instituciones como el IPN, nace de la perspectiva de Lombardo cuando pondera en el primer cuarto del siglo XX como entonces ya “se ha formado una verdadera corriente de opinión entre los compañeros organizados en México, sobre la necesidad de recibir una educación técnica que los coloque en el mismo campo de igualdad de la clase profesionista, para no verse supeditados a ésta indefinidamente, en la dirección de las empresas por falta de preparación, circunstancia que hasta la fecha se explota en perjuicio de la clase trabajadora”.  

Sirvan estas breves líneas para recordar a tres grandes hombres que con su trabajo y talento contribuyeron de forma indeclinable al crecimiento de México.

Acerca del autor

Héctor Martínez Rojas
PERIODISTA

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

JUEVES 22 JUL

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: