Podcast CAMPUS
Al aire

Los libros de texto gratuitos en la reforma de López Obrador. Segunda parte

El reciente anuncio de crear nuevos materiales educativos que respondan a “un cambio de paradigma” generó preocupación en especialistas, autoridades y docentes. Los resultados están por verse.

El 6 de julio de 2020, con un semestre de retraso, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa Sectorial de Educación 2020-2024. En el documento se establecen los objetivos, estrategias, políticas, acciones y metas que, durante el periodo de referencia, la SEP prevé desarrollar y lograr para atender los propósitos de transformación educativa establecidos en la reforma constitucional, así como los postulados en el Plan Nacional de Desarrollo en la materia.

El contenido del programa sectorial es importante como instrumento construido para orientar y guiar las acciones y actividades de la autoridad educativa federal y por su vínculo con la programación presupuestal y con los sistemas de evaluación, transparencia, rendición de cuentas y fiscalización del desempeño y el gasto de la administración pública federal.

En programa contempla, como un aspecto prioritario, “un cambio de paradigma que repercuta de manera sustantiva en la forma en que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes perciben el mundo y aprenden de él. Por ello, los planes y programas de estudio se revisarán y adecuaran a las necesidades y desafíos actuales para lograr una educación integral y de calidad desde la primera infancia hasta la educación superior.” (p. 24).

Por lo tanto, se incluyen en el programa varias “acciones puntuales” correspondientes a tal propósito: actualizar los planes y programas de estudio, con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género; adecuar los planes y programas de estudio para garantizar su pertinencia y relevancia; armonizar los planes y programas de estudio de los servicios educativos de todos los tipos, niveles y modalidades, entre otros. En cambio, el programa no prevé la renovación de los libros de texto gratuitos, solo establece, entre las metas sexenales, que “las escuelas de educación primaria cuenten con los libros de texto completos al inicio del ciclo escolar”.

A pesar del planteamiento programático, la SEP optó por priorizar la elaboración de nuevos libros de texto para la educación primaria antes o en lugar de la renovación de los planes y programas de estudio, lo que es un error desde varios puntos de vista. En primer lugar, por el riesgo de generar libros de texto que deban corresponder al currículum que la transformación educativa pretende reemplazar. O bien el riesgo inverso: que renovación de planes y programas deban ceñirse a la orientación y contenido de dichos libros. Cabe la pregunta: ¿Cuándo proceda la reformulación de planes y programas, si es que ello ocurre en este sexenio, se emprenderá otro proceso para que los libros de texto se adecuen a las nuevas asignaturas y programas?

En segundo lugar, se justifica la preocupación, expresada por múltiples especialistas, autoridades y docentes, sobre la metodología y los tiempos asignados al proyecto de reformular 18 libros de texto, para los grados de tercero a sexto de primaria, para su distribución en el próximo ciclo escolar. En febrero de este año se dieron a conocer, desde la SEP; convocatorios para que autores e ilustradores participaran en el proyecto y programó un cronograma de actividades, consistente en seis etapas que deberían agotarse en tres meses, de marzo a mayo de 2021.

Según ha reportado la SEP, en este proceso se registraron 2,650 interesados y fueron convocados al proceso de capacitación (22 a 26 de marzo) 2,365. Tras la fase de capacitación se escogieron, mediante un examen, 1,882 participantes, quienes entregaron 1,092 materiales (secuencias didácticas). En la fase de evaluación de los materiales producidos se eligieron 234 para que a ellos se integren los materiales gráficos que produzcan los ilustradores seleccionados en la convocatoria correspondiente. Resta por agotar la revisión y edición de materiales mediante el trabajo de grupos de trabajo integrados por especialistas de la direcciones de Educación Indígena, Intercultural y Bilingüe; de Diseño Curricular, y de Materiales Educativos de la SEP. La etapa final consiste en la maquetación de los libros y su entrega a la Conaliteg, al término de este mes de mayo, para que coordine su publicación y distribución.

Sería incorrecto prejuzgar sobre la calidad de los libros de texto que se produzcan a través del método adoptado; habrá que esperar a conocerlos para emitir, en su caso, una opinión razonada. Por ahora, la SEP debería aclarar qué se tiene previsto (proceso y tiempos) para cumplir con la obligación, legal y programática, de producir los nuevos planes y programas y cuál será la fórmula para armonizar libros y programas.

Acerca del autor

Roberto Rodríguez Gómez
UNAM Instituto de Investigaciones Sociales | roberto@unam.mx

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

ceneval

descargalaversión digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: