Podcast CAMPUS
Al aire

Inegi: covid y educación

Recientemente fueron publicados los resultados de la encuesta ECOVI-ED, la cual busca medir el impacto de la cancelación de clases causada por la pandemia

El pasado 22 de marzo, el Inegi publicó la encuesta ECOVI-ED, dirigida a medir el impacto de la pandemia en el Sistema Educativo Nacional (SEN). Se trata de un instrumento que levantó datos de 5,500 hogares, con respuestas de más de 11 mil personas, a partir de una muestra estratificada de registros telefónicos. La población objetivo se situó principalmente en moradores de 3 a 29 años de edad que estuvieran inscritos en alguno de los niveles del SEN. Las respuestas válidas provinieron de mayores de 18 años, los propios estudiantes o los padres y tutores.

Entre los varios objetivos de la encuesta destacan los de conocer: a) el impacto de la cancelación de clases presenciales en el SEN; b) las condiciones en que la población estudiantil del país concluyó el pasado ciclo escolar; c) ¿Con qué medios se está enfrentando el actual ciclo escolar? y, d) ¿Cómo se apoya el aprendizaje desde casa?

Media docena de resultados llaman la atención, los cuales aquí destaco:

Reducción de la matrícula. Un efecto principal es el relativo a que el ciclo escolar, iniciado en agosto de 2019 en todo el SEN, registra una matrícula de 33.6 millones. En agosto de 2020 las inscripciones se redujeron a 32.9 millones. Fenómeno desusado en el conjunto del SEN, el cual está todavía en expansión moderada. Un segundo efecto es que, en agosto de 2020, la encuesta muestra que la pandemia impidió o inhibió la inscripción de 5.2 millones de educandos: 2.3 millones por el covid y 2.9 millones por razones de orden económico en los hogares (pérdida de empleo, disminución de ingresos).

Opiniones sobre no matriculación”. De los 2.3 millones no matriculados en agosto del año pasado, por el covid, las principales razones esgrimidas para ello fueron: a) 27 por ciento por estimar que las clases a distancia son “poco funcionales”; b) 25 por ciento por las razones económicas ya mencionadas; c) 22 por ciento por carecer de dispositivos o conectividad para vincularse con los programas de educación a distancia.

Composición de la escolaridad (en los hogares). a) el 13 por ciento de sus moradores con educación superior (7.1 millones), b) el 19 por ciento con media superior (10.2 m.); c) 60 por ciento con educación básica (32.4 m.), y d) 8.3 por ciento sin escolaridad (4.5 m.). Los resultados reflejan la composición de la escolaridad en el universo de los hogares del país.

Cambios de escuela. Frente a la versión ampliamente difundida, de una especie de éxodo de estudiantes de instituciones privadas a públicas, la realidad es muy diferente. Tomando los dos agostos como base de comparación: 302 mil alumnos de escuelas privadas pasaron a instituciones públicas y 285 mil de públicas emigraron a privadas. La diferencia es mínima y podría hablarse de una compensación.

Desventajas de la educación a distancia (todos los niveles). a) 58 por ciento de las respuestas son en el sentido de “no se aprende” o “se aprende menos”, b) 27 por ciento adujo la “falta de maestro”, c) la falta de capacidad técnica o habilidad por parte de los padres o tutores, d) sorprendentemente (y también en contradicción con versiones muy difundidas, inclusive por especialistas), solo 16 por ciento mencionó la “falta de convivencia o amigos”.

Uso de TIC. Los estudiantes del nivel superior que siguieron cursos a distancia mencionaron que su actividad se verificó a través de: a) 55 por ciento en computadoras portátiles, b) 32 por ciento en teléfonos celulares, c) 18 por ciento en equipo de escritorio. Otra sorpresa frente a lo difundido durante el año de la pandemia: ese 85 por ciento, resultante de la suma de los dos primeros indicadores, que mostraría un elevado nivel en la posesión personal de ese tipo de bienes, el cual no se corresponde con lo reportado por muchas de las instituciones públicas del país.

Conclusión

Los datos del Inegi significan una caída abrupta en las matrículas de la modalidad escolarizada del SEN. Los 32.9 millones de agosto de 2020, son una diferencia notable respecto a los datos de la SEP de 2018 y 2019: 36.6 y 35.5 millones, respectivamente. ¡3.7 millones de mexicanos que no se inscribieron!

La encuesta arroja datos muy contrastantes con algunos de los difundidos por diferentes organizaciones y medios. ¿Error de la encuesta o equívocos y exageraciones por esos últimos? El sesgo natural en la encuesta telefónica, que implica un determinado nivel de ingresos, ¿explicaría ese aspecto? ¿o la veracidad de respuestas sería otro factor? Todo ello contrastaría también con el prestigio ganado a pulso por el Inegi en todos estos años.

Otros estudios como el del Inegi serán bienvenidos para saber, con mayor certidumbre, el daño propiciado por la pandemia en el SEN.

Acerca del autor

Carlos Pallán
Ex secretario general ejecutivo de la Anuies | capafi2@ hotmail.com

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

ceneval

descargalaversión digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: