Santander Universidades y la IAUP presentan la primera encuesta internacional de rectores sobre efectos de la pandemia en IES

Santander Universidades y la IAUP presentan la primera encuesta internacional de rectores sobre efectos de la pandemia en IES

Esperan rectores impactos económicos, en matriculación y en necesidades de infraestructura.
70% de estas instituciones espera que sus programas educativos sean híbridos.

universidades-santander-2-111120

Los rectores señalan los impactos duraderos de la pandemia en las universidades alrededor del mundo.

Una encuesta lanzada por la Asociación internacional de Presidentes Universitarios (IAUP por sus siglas en inglés), en conjunto con Santander Universidades entre más de 700 rectores a nivel mundial, encontró que la pandemia generará impactos económicos, en matriculación y en necesidades de infraestructura en las Universidades; un 70% de estas instituciones espera que sus programas educativos sean híbridos (presencial y en línea) a partir de ahora.

Rectores y directivos de instituciones de educación superior públicas y privadas (IES), reportaron presiones globales en sus modelos financieros y de atracción de nuevos alumnos, implicando a la vez el potencial para cambios permanentes en sus modelos educativos y en la educación internacional, como respuesta a los retos presentados por la pandemia de Covid-19.

La encuesta fue lanzada por IAUP y Santander Universidades, en colaboración con distintas instituciones internacionales incluyendo a la Asociación Hispánica de Colegios y Universidades (HACU por sus siglas en inglés), y recibió más de 700 respuestas de líderes educativos en cerca de 90 países de todo el mundo.

“Una vez pasado el primer momento de respuesta de emergencia a la pandemia, estamos observando los impactos duraderos que ésta tendrá en las instituciones alrededor del mundo”, dijo Fernando León García, presidente electo de IAUP y rector del Sistema Cetys Universidad. “Más allá de las presiones generadas en temas como la recaudación de fondos y la matriculación de alumnos, los efectos de la pandemia han alterado la manera en que las instituciones de educación superior colaboran con la industria, sugiriendo además cambios relevantes en las tendencias de la educación internacional”, afirmó.

Las respuestas a la encuesta indican fuertes presiones económicas en las instituciones, y la posible necesidad de cambios importantes en sus modelos de operación, pues más del 73% de las instituciones anticipan futuras caídas en sus ingresos, con el 59% previendo reducciones en la matriculación de alumnos, y 49% previendo retos en su posibilidad de recaudar fondos. Este patrón es visible en todas las regiones en que se lanzó la encuesta.

En contraste, el 45% de los líderes anticipan un aumento en los requerimientos de apoyo financiero para sus alumnos. Además de las necesarias inversiones en infraestructura, ligadas especialmente a temas de capacidades tecnológicas institucionales, los rectores anticipan la necesidad de posibles inversiones en el desarrollo de programas de educación continua, programas de apoyo a la empleabilidad estudiantil y de apoyo al emprendimiento. Hay diferencias importantes en las respuestas de los rectores de las distintas regiones, pues mientras que el aumento en las necesidades de apoyo financiero para estudiantes es considerada prioritaria en América y Europa, en Asia y Oceanía la prioridad la tienen las inversiones en infraestructura, mientras que en África y Medio Oriente el enfoque está en programas que favorezcan la empleabilidad de los estudiantes y egresados.

“Como parte de nuestro compromiso con la educación superior, donde somos la institución que más impulsa en el mundo a este nivel educativo, en Santander apoyamos el desarrollo de este estudio que permite un diagnóstico sin precedentes a nivel global, información que esperamos ayude a las instituciones a prepararse ante el cambio acelerado que está generando la pandemia y los nuevos modelos educativos que habrán de plantearse hacia el futuro”, agregó Arturo Cherbowski, Director Ejecutivo de Santander Universidades México. “En Santander estamos acompañando a las universidades en este reto, porque no tenemos duda que la apuesta por la educación superior hará la diferencia en un mundo post Covid”.

La encuesta se dividió en tres bloques: reacciones iniciales, centradas en la primera mitad del 2020; la preparación para el ciclo 2020-2021, inmediatamente después del inicio del periodo académico de otoño; y la perspectiva de futuro, con un espectro de tres años a partir de ahora.

Algunas conclusiones arrojadas por la encuesta fueron:

•Solamente el 37% de las instituciones señalaban estar preparadas para reaccionar ante el Covid-19. Asia y Oceanía reportaron los números más altos de preparación (49%) y América del Norte los más bajos (29%).
•El Covid está afectando profundamente la colaboración de las universidades con la industria y el sector empresarial, con el 56% de las instituciones educativas previendo una caída en su colaboración con dichos sectores este año.
•Los líderes parecen estar, al menos temporalmente, enfocándose en un modelo amplio de internacionalización, expandiendo sus programas de “movilidad virtual”, y subrayando la importancia de las alianzas entre instituciones educativas.
•Las principales preocupaciones detectadas en las respuestas incluyen el éxito académico de los alumnos (68%), la sostenibilidad financiera de las instituciones (57%), la metodología para mantener a los alumnos involucrados (51%), la inclusión (49%) y la caída en la matrícula de alumnos (44%).
•Un mayor número de instituciones indicaron que se estarían enfocando en resolver los problemas temporales (47%) que en reestructurarse (49%) o reinventarse (36%). El enfoque en lo urgente y superficial parece estar por encima de la visión profunda y de largo plazo. Esto aplica a todas las regiones en que la encuesta se aplicó, y por igual a instituciones públicas como a instituciones particulares.
•Las respuestas también mostraron de parte de los líderes una idea de futuro en que los programas educativos mostrarán una tendencia hacia una combinación de formación en línea, híbrida y presencial (71%); híbrida (70%), en línea (67%) o con métodos alternativos (66%).

Un reporte de mayor alcance se pondrá en circulación en las próximas semanas, incluyendo comparativas entre regiones y datos específicos por países.

Web | + posts
A %d blogueros les gusta esto: