Podcast CAMPUS
Al aire

Promover la comunicación de la ciencia influyó para merecer el premio TWAS: Julia Tagüeña Parga

La Academia Mundial de Ciencias reconoció a la universitaria

Julia Tagüeña Parga, investigadora del Instituto de Energías Renovables de la UNAM, así como del Sistema Nacional de Investigadores, se hizo acreedora del The Public Understanding and Popularization of Science Award 2021 (Premio a la Comprensión Pública y la Popularización de la Ciencia 2021), que otorga la Academia Mundial de Ciencias (TWAS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la científica universitaria y coordinadora de Comunicación del Centro de Ciencias de la Complejidad de la Universidad Nacional, el premio no es para un producto específico, sino para una labor llevada a cabo a lo largo de muchos años.

“Creo que toda esta promoción de la comunicación pública de la ciencia en mi país y en la región influyó decisivamente para que la TWAS me diera el mencionado reconocimiento”, expresó la también creadora de la Sala de Energía de Universum. Museo de las Ciencias y exdirectora general de Divulgación de la Ciencia de la UNAM de 2004 a 2008.

Ha formado parte del comité editorial de diferentes revistas de divulgación de la ciencia, y destaca su participación en la Sociedad Mexicana para la Divulgación de la Ciencia y la Técnica, de la cual fue presidenta; la Asociación Mexicana de Museos y Centros de Ciencia y Tecnología, de la cual fue vicepresidenta; también fue directora ejecutiva de la Red de Popularización de la Ciencia y la Tecnología en América Latina y el Caribe.

Organización no gubernamental

La Academia Mundial de Ciencias es subvencionada por el gobierno italiano y administrada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Su sede se ubica en los edificios del Centro Internacional de Física Teórica (ICTP), en Trieste, Italia, y cuenta con cinco socios regionales que fomentan la comunicación pública de la ciencia: la Academia Brasileña de Ciencias, en Río de Janeiro, Brasil; la Biblioteca Alejandrina, en Alejandría, Egipto; la Academia de Ciencias de Sudáfrica, en Pretoria, Sudáfrica; la Academia China de Ciencias, en Beijing, China; y el Centro Jawaharlal Nehru de Investigación Avanzada, en Bangalore, India.

Se trata de una organización internacional autónoma fundada en 1983 en Trieste, Italia, por el paquistaní Abdus Salam, premio Nobel de Física 1979, para promover la capacidad científica en los países en vías de desarrollo.

De 1983 a 2004 se llamó Academia de Ciencias del Tercer Mundo; y de 2004 a 2012, Academia de Ciencias para el Mundo en Desarrollo. Desde este último año lleva su nombre actual.

En este sentido, Tagüeña Parga manifestó: “Pero debajo de este nombre se lee muy claramente: ‘para el avance de la ciencia en los países en desarrollo’ (for the advancement of science in developing countries), porque la hipótesis de la TWAS es que estos países sufren discriminación”.

Los científicos que trabajan en ellos generalmente tienen menos apoyo para sus investigaciones que aquellos que laboran en las naciones desarrolladas. Incluso, por lo que se refiere a las publicaciones, es común que los árbitros traten con extrema dureza los artículos que provienen de un país o región en esa condición, indicó la investigadora.

Los premios que entrega el organismo internacional son regionales. El que obtuvo Julia Tagüeña Parga corresponde a Latinoamérica y el Caribe (The World Academy of Sciences-Latin America and the Caribbean Regional Partner, TWAS-LACREP).

Además del respeto a las diferencias y la igualdad, lo que busca la Academia es que se reconozca que en las naciones en vías de desarrollo hay enorme talento y que debe ser apoyado, agregó Tagüeña Parga, quien estudió Física en la Facultad de Ciencias de la UNAM y obtuvo su doctorado en Física del Estado Sólido en la Universidad de Oxford, Gran Bretaña.

Gente talentosa
Al recordar su labor como docente, investigadora y divulgadora de la ciencia, dijo que siempre ha contado con gente talentosa.

Sé, asimismo, que los premios son el resultado de la colaboración de un gran número de personas. El que ahora se me otorgó, sin duda es fruto de mi colaboración con un sinnúmero de magníficos editores de revistas y libros, museógrafos, comunicadores, enfatizó.

Tampoco puedo olvidar que he sido muy afortunada porque la UNAM me ha brindado la oportunidad de hacer labores de docencia, investigación y divulgación de la ciencia; y porque he podido servir a mi país en trabajos de tipo administrativo y luchar para que todos tengan acceso a esta disciplina, para que el derecho humano a ella se cumpla, concluyó quien también fue directora adjunta de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, y coordinadora general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en pinterest
A %d blogueros les gusta esto: