Podcast CAMPUS
Al aire

Las niñas en primaria son mejores en temas de ciencia: Investigadora en la Unison

Susana Alanís, investigadora del Centro de Geociencias de la UNAM, participó en la conferencia conferencia Importancia de la enseñanza de las geociencias en la infancia y adolescencia

Las niñas que cursan quinto y sexto grado de primaria, y en algunos casos primero de secundaria, tienen mejor percepción de la ciencia, a comparación de los niños; sin embargo, en segundo de secundaria los varones retienen el aprendizaje significativo adquirido en las aulas, a comparación de las mujeres, debido a los procesos propios de la adolescencia, aseguró Susana Alanís, investigadora del Centro de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Juriquilla.

En su intervención en la conferencia Importancia de la enseñanza de las geociencias en la infancia y adolescencia, primera actividad del año 2021 que realiza el ciclo Universidades por la ciencia, de El Colegio Nacional, la académica reveló algunos parámetros que se obtuvieron durante un estudio realizado al impartir talleres en escuelas públicas de Guanajuato, Querétaro, Zacatecas y Estado de México.

Señaló que, debido a los procesos de enseñanza no deseables aplicados en temas de las ciencias exactas en educación básica, se enfocó a compilar fenómenos naturales comunes y que pudieran ayudar a reforzar la educación de la ciencia de una manera más atractiva para los niños en general; en este trabajo intervinieron investigadores de varias instituciones de educación superior expertos en energía, geociencias, electromagnetismo, entre otras disciplinas.

Al obtener el material, se decidió, en colaboración con gobiernos estatales, realizar talleres y programas de promoción de la ciencia, entre los cuales se explican y emplean experimentos para que los profesores enseñen ciencia a sus alumnos, y después de diversas experiencias con estos programas, los investigadores realizaron pruebas en los estudiantes para medir su impacto y su percepción de los fenómenos a través del aprendizaje significativo.

“Se hizo una compilación de varios libros, donde fueron invitados investigadores destacados, y los libros fueron revisados por doctores en diversas áreas de la ciencia, y se han distribuido un cuarto de millón de ejemplares en todo el territorio mexicano. Los experimentos no han perdido la vigencia, a pesar de tantos años que fueron realizados por los científicos, entre ellos Galileo Galilei”, dijo.

En edad temprana, los niños hacen su propia hipótesis sobre los fenómenos naturales, y al cuestionarse, ellos mismos se ofrecen soluciones erróneas, las cuales son catalogadas como ‘conceptos erróneos’ (misconceptions, en inglés), mismos que son difíciles de cambiar, detalló la investigadora de la UNAM.

“Los niños al llegar a la escuela escuchan muchas cosas que no entienden, entre ellas si el aire tiene peso o que si la Tierra gira alrededor del sol, porque muchos fenómenos van en contra de nuestra intuición, y para eso existe la ciencia: para poder resolver los enigmas que tiene la mente humana y dar claridad a errores que se creen como absoluta verdad”, sostuvo.

Entre las conclusiones afirmó que los niños tienen su propia imagen de cómo funciona el mundo, por ello es importante que la enseñanza de la ciencia desde la infancia se aplique de forma interactiva y entendible para cambiar conceptos erróneos y provocar un interés favorable por el estudio de eventos naturales.

Otro dato interesante fue que de una población de 1,000 niños de primaria y 1,200 de secundaria, cuando cursan quinto y sexto grado de primaria las mujeres tienden a contestar correctamente preguntas, significativamente son mejores, pero en segundo de secundaria los varones retienen mejor a mediano plazo y las adolescentes en corto plazo.

El origen de esta conclusión, comentó, es debido a que las mujeres entran a la pubertad dos años antes que los hombres, pierden el interés por la ciencia y se enfocan a otras cosas, mientras que los varones durante esta etapa humana despiertan el gusto por el conocimiento y se van perfilando para estudiar alguna disciplina científica.

“Es una hipótesis del porqué hay pocas mujeres en carreras STEN, matemáticas, tecnología, ciencias e ingeniería. Pasa algo en las mujeres en la pubertad que se enfocan en otra cosa; mientras que los hombres despiertan el interés por la ciencia en esta misma etapa”, apuntó.

El programa de talleres y promoción de la ciencia tiene alrededor de diez años, pero a causa de la pandemia provocada por la Covid-19 se tuvo que suspender, aunque se trabaja en otros métodos para medir la enseñanza de la ciencia y cómo atraer a la población infantil y adolescente a través de proyectos académicos para fomentar el gusto por las ciencias exactas y naturales.

Elías Quijada

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: