Regla de tres 865

Elección de rector en la UAZ, cambios de gabinete en la UAEM y más

Se vienen los tiempos. Luego del aplazamiento más que necesario debido a la pandemia de COVID-19, la elección de rector en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) entra, ahora sí, en su etapa de definición. Antonio Guzmán Fernández presenta el próximo domingo el último de sus informes de actividades y con ello se abre la posibilidad para quienes aspiran de manera oficial el cargo. En principio, se contemplaba el regreso a clases de manera presencial para el 7 de septiembre y con ello abrir el proceso sucesorio. Sin embargo, la emergencia sanitaria no ha concluido y ello podría modificar de nuevo las fechas, si así lo determina el Consejo Universitario. Guzmán Fernández, a pesar de las gestiones realizadas durante su periodo al frente de la UAZ, deja la institución con una deuda de más de 2 mil millones de pesos y en una situación financiera que no ha podido sortear de lleno la institución zacatecana desde hace varios años.

Ajustes necesarios. Hace unos días, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Alfredo Barrera Baca, realizó algunos cambios en su equipo de trabajo para apuntalar la recta final de su rectorado, el cual concluye el año próximo. Para quienes conocen de los tiempos y los procesos propios de las entidades universitarias, las fichas se mueven siempre en función de quién o quiénes aspiran a ocupar el cargo.  Juvenal Vargas Muñoz pasó a ocupar el cargo como Secretario de Rectoría, en sustitución de Jannet Valero Vilchis, a quien algunos colocaban entre las candidatas hace apenas unos meses. Octavio Crisóforo Bernal Ramos pasa a la Secretaría de Finanzas, en sustitución de Javier González Martínez, quien pasa a la Secretaría Técnica de la Rectoría. Con estas designaciones, Vargas Muñoz, quien ya ha expresado en procesos sucesorios anteriores su interés por contender, cobra fuerza como uno de las figuras a seguir en los próximos meses.

Resultados y números. Por cierto, el rector de la UAEM dio otra muestra de la buena labor, pero, sobre todo, de la transparencia y eficacia con la que se manejan los recursos públicos que le son entregados a la institución mexiquense. Los estados financieros del primer y segundo trimestre del ejercicio fiscal 2020, aprobados recientemente por el Consejo Universitario, detallan un manejo responsable que, a pesar de las limitaciones, se ha podido invertir de manera eficaz en beneficio de los miles de alumnos y docentes de la UAEM. Barrera Baca, en ese sentido, ha hecho una labor encomiable y muy apegado a las necesidades de la comunidad universitaria. Nada que ver con aquellas voces que ponen a la UAEM en duda y en medio del dispendio que le quieren endilgar para justificar una entrega cada vez más mermada de recursos. Es cosa de revisar los números para darse cuenta que se ha trabajado de manera muy correcta durante los últimos años.

Urgencia legislativa. La aprobación de lo que sería la nueva Ley General de Educación Superior trae a más de uno con la preocupación de saber si se podrá concretar en el próximo periodo ordinario de sesiones. Uno de ellos es el senador por Morena, y presidente de la Comisión de Educación de ese órgano legislativo. Dentro de poco, si los tiempos y los designios de su partido le favorecen, solicitará licencia al cargo y no quiere dejar el tema medias. Sus aspiraciones políticas son evidentes y por ello acelera los trabajos para que el documento quede listo antes que se vaya a probar suerte como candidato al gobierno de Sinaloa. Por eso ha trabajado con denuedo en los últimos meses. Quiere irse con la tarea concluida y en buenos términos. Las encuestas allá lo ponen en una posición envidiable y quedarse más tiempo en el Senado le complicaría su futuro político.

Se preveía. El anuncio del Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, sobre las condiciones económicas para el año próximo era evidente. Por eso ahora el llamado de algunos rectores a construir un Plan nacional de Apoyo para las Universidades Públicas Estatales para garantizar la inversión y definir los plazos de esta, al menos para los próximos cinco años. Atentos a la propuesta de Presupuesto de Egresos 2021 que se presentará la semana próxima. Ahí se verá el ánimo del actual gobierno para respaldar a le educación superior pública del país, pero, sobre todo, la coherencia con los postulados de esa ley y de esa obligatoriedad y gratuidad que vendieron como la panacea. Sin recursos suficientes, como se perfila, será letra muerta.

Carlos Reyes
cra19762003@yahoo.com.mx | + posts
A %d blogueros les gusta esto: