Podcast CAMPUS
Al aire

Académica del ITESO explica cómo cuidar la salud mental en tiempos de pandemia

El covid-19 ha vulnerado los estados de ánimo e incrementado la ansiedad y la depresión. Sin embargo es posible recobrar la estabilidad emocional mediante ayuda profesional y buenos hábitos de sueño, de ejercicio y de alimentación, señalan expertos

La aplicación de rutinas, ejercicios y hábitos como la actividad física, una correcta alimentación, la regulación de las horas de sueño o mantener las relaciones familiares y de amistad, son de gran ayuda para cuidar la salud mental en un contexto dominado aún por la pandemia de covid-19, coincidieron especialistas en psicología del ITESO.

Claudia Vega Michel, académica del Departamento de Psicología, Educación y Salud (DPES), recomienda monitorear las acciones diarias para evitar alguna afectación de salud. Considera que adoptar rutinas ayuda a recuperar la normalidad de ciclos muy importantes de nuestra vida como el sueño o la alimentación, que han sido afectados por el encierro y el confinamiento sanitario del coronavirus, y que a su vez afectan la estabilidad emocional de los seres humanos.

“Se detectó (durante la pandemia) un aumento del consumo de alcohol, con el daño que esto causa a la persona y con quienes interactúa, por lo que hay que evitar el consumo de drogas”, consideró Vega, quien también rescató la importancia de la actividad física o el ejercicio, los cuales se pueden hacer sin necesidad de pagar una mensualidad en un gimnasio, como salir a caminar al parque más cercano.

Fernando Alcaraz Mendoza, también académico del DPES del ITESO, brinda tres sugerencias a las personas que se sienten afligidas o ansiosas: aceptar que la situación actual por la pandemia no se puede cambiar, empezar a adoptar rutinas benéficas aún si no se tiene ganas de hacerlas y cubrir las necesidades básicas humanas como la alimentación y el sueño.

“Si empiezo a hacer algo que es benéfico, como una actividad física o divertirme y relacionarme con los que tengo cerca (amigos, familiares) a pesar de que no se me antoja hacerlo, eso puede llevar hacia un estado de ánimo más favorable”, explica.

Si el problema mental de la persona es más agudo y prolongado, pedir ayuda profesional es la decisión más importante por tomar. La línea de ayuda 075 del Instituto Jalisciense de Salud Mental (Salme) está disponible para quienes requieran sobrellevar crisis emocionales y también sirve para canalizar casos de violencia doméstica y contra la mujer.

El próximo 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, cuyo énfasis para este año es intensificar los apoyos y servicios profesionales para ayudar a todos los sectores de la población. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que los trabajadores de la salud, estudiantes, personas que viven solas y las que tienen afecciones psicológicas preexistentes se han visto especialmente afectados por la pandemia.

Ansiedad y depresión, las principales afectaciones

La mayoría de las poco más de 26 mil llamadas que recibió la línea gratuita 075 para apoyo emocional entre abril de 2020 y febrero de 2021 fueron por trastornos de ansiedad generalizada y episodios depresivos de moderados a recurrentes. Ambos padecimientos, ya presentes antes de la pandemia, se acentuaron por las restricciones sanitarias y el miedo a contagiarse de coronavirus.

“Se han disparado los problemas de depresión y de ansiedad, esto acarrea otro tipo de cuestiones como los reportes de alteraciones de sueño, que se incrementaron, y una serie de efectos como el sedentarismo, el aumento del consumo de alcohol, los conflictos dentro de casa, las alteraciones alimenticias”, mencionó Alcaraz.

“La ansiedad tiene que ver con la incertidumbre de que llevamos un tiempo prolongado sometidos a esta situación de tensión y estrés”, puntualizó Vega, quien añadió que los niños están siendo especialmente afectados.

La depresión, en cambio, tiene que ver con la “disminución de los efectos gratificantes del día a día, incluyendo principalmente los que tienen que ver con pequeños logros personales que dan sentido a la vida. Al caer estos, los estados de ánimo decaen”, explicó Alcaraz.

Otras consecuencias del covid-19 que afectan directa o indirectamente nuestra salud mental son las secuelas neurológicas. En personas que se contagiaron del coronavirus hay casos de problemas de memoria, de concentración o inflamaciones en el cerebro. Además se presentan otras secuelas físicas como la insuficiencia renal o dificultades respiratorias.

También se reporta una menor intensidad y frecuencia de las relaciones sociales e interpersonales, afectando especialmente a los jóvenes.

Acciones del ITESO para mejorar la salud mental

Desde los primeros contagios de covid-19 en los primeros meses de 2020 el ITESO ha realizado diversas acciones para ayudar a la población a recuperar su salud mental y mejorar su estado de ánimo.

Actualmente está vigente la segunda parte del proyecto Quererte en Casa, denominada Tiempo de Querernos, cuyo propósito es brindar primeros auxilios psicológicos a personas que sufran crisis emocionales. Fruto de ello fue la operación de la línea gratuita 075. Esta campaña de ayuda se lleva a cabo en conjunto con el Gobierno de Jalisco y la Universidad de Guadalajara.

Como apoyo a esta campaña, estudiantes del ITESO que participan en el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) «Intervención multidisciplinaria en hospital psiquiátrico (intervención en crisis por covid-19)» produjeron el podcast Quererte en casa, que consiste en episodios de transmisión semanal con contenidos de ayuda enfocados hacia la mejora de la salud mental.

Además, el Centro de Acompañamiento y Estudios Juveniles (C-Juven) del ITESO brinda asesoría psicología en línea tanto a estudiantes como a trabajadores de la universidad, ya sea por medio del teléfono 33 3134-2949 o del correo api@iteso.mx. También oferta talleres con ejercicios prácticos para la vida afectiva y psicológica, da orientación profesional y comparte lecturas y películas que ayudan a la persona a mejorar su estado de ánimo y sus relaciones sociales con los demás.

El ITESO promoverá además programas de capacitación que se enfoquen en enseñar a la población en general sobre temas de salud mental. En aras de difundir esa información a las zonas rurales y sin acceso a internet de los 125 municipios de Jalisco, se impulsarán foros regionales de salud mental con énfasis en el contexto que viven sus habitantes.

Para una mayor efectividad de estas capacitaciones, académicos y estudiantes de la Universidad Jesuita de Guadalajara harán más materiales de divulgación.

En agosto pasado arrancó el proyecto de investigación “Análisis de la discapacidad psicosocial y crisis durante la pandemia de covid-19 en el estado de Jalisco”, en el que un equipo multidisciplinario de especialistas en temas de salud pública y psicología del ITESO y otras universidades evaluarán los datos e informaciones sobre salud mental que arrojó la pandemia.

“Queremos hacer una propuesta de política pública de salud mental con recomendaciones a las instancias gubernamentales que atienden esos temas, basada en el análisis que hagamos”, señala Vega. Este proyecto tiene el respaldo económico del Fondo de Apoyo para la Investigación del ITESO, y en próximos meses se tendrán resultados concretos.

Alivio emocional por el regreso a clases presenciales

El paulatino regreso a las aulas ha representado un apoyo emocional más para alumnos, profesores y personal administrativo del ITESO, en camino hacia una mejor salud mental en tiempos de pandemia. Se trata de un anhelo que gran parte de la comunidad tenía desde hace meses.

“Ha sido un reto muy fuerte adaptarse y trabajar a la distancia. El ITESO ha hecho una labor extraordinaria poniendo condiciones para que podamos hacerlo estando seguros, pero toda la rehabilitación que se hizo en el campus para un regreso seguro ha sido extraordinaria y por ello fuimos de las primeras universidades que regresamos”, comentó Vega.

Sin embargo para la especialista hay elementos positivos de la vida a distancia que trajo consigo el covid-19, como una mayor valorización de las relaciones familiares, especialmente con los padres y adultos mayores, por lo que llamó a preservar estos cambios y aprendizajes en beneficio de nuestro estado de ánimo.

La vuelta a clases aún no significa una vuelta completa a la normalidad social existente antes de la pandemia, ya que se deberán seguir reglas de distanciamiento físico aún vigentes por el covid-19. Para Alcaraz es una gran noticia que se recupere poco a poco esa normalidad.

“Lo poquito que vayamos reincorporando estará bien, aunque sea en pequeñas dosis”, dice. “De a poco vamos a ir recuperando el disfrute por la vida y la estabilidad emocional, independientemente de los ajustes que se hagan en los siguientes meses”.

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

25 años de experiencia realizando evaluaciones computarizadas

Examen de Competencias Básicas de Egreso
(Excoba/Egreso)

Evalúa con precisión aprendizajes que son esenciales al término de la educación básica y de la Educación Media Superior

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: