Fundamental, construir una perspectiva en común frente a la discapacidad

Redacción Campus
+ posts

Diversas instituciones participaron en foros virtuales para buscar solución a esta problemática

Con el objetivo de propiciar un espacio que visibilice, impulse, promueva y corresponsabilice a las Instituciones de Educación Superior con los derechos humanos de las personas con discapacidad, incidiendo en las políticas públicas, en la cultura y en prácticas de inclusión en el marco de la educación superior en México, se realizaron los Foros virtuales problemas metropolitanos, acciones para su atención. Inclusión social: Discapacidad, experiencias, reflexiones y propuestas para la educación superior en el contexto actual de la pandemia.

Organizado por el Consejo Regional del Área Metropolitana de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (CRAM/Anuies), el más reciente de ellos estuvo encabezado por el rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Eduardo Peñalosa Castro.

Al dar la bienvenida, Peñalosa Castro dijo que el conocimiento los consturimos todos pero hay gente que tiene limitaciones y existen barreras que nosotros mismos imponemos y podemos facilitar de otra manera.

“Tengo la confianza que este diálogo va a contribuir a comprender los principios que tienen que ver con la inclusión”, aseguró.

“Las instituciones de educación superior están llamadas a ser un factor de desarrollo y en este sentido, en el Consejo Regional, buscamos consolidar nuestro vínculo social favorecienco la construcción de diálogos que generen ideas y propuestas orientadas en la convivencia y en el bien colectivo, lo que no puede concebirse sin la participación de todos”.

Al inaugurar oficialmente el evento, Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública, comentó que  particularmente en nuestro país hay una disposición social a cambiar nuestra mentalidad, lo más difícil de transformar en la sociedad, y en el tema de la pandemia nos pone frente a una crisis civilizatoria pero que nos obliga a transformarnos.

Concheiro Bórquez expuso que es fundamental construir una perspectiva en común para construir una sociedad incluyente en el México moderno.

Por su parte, Jaime Valls Esponda, Secretario General de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), explicó que según el Informe Mundial sobre la Discapacidad publicado por la OMS y el Banco Mundial, las personas con discapacidad conforman uno de los grupos menos visibilizados del mundo ya que debido a la situación de desigualdad y exclusión que enfrentan tienen acceso limitado a servicios de salud, educación, laborales y económicos de calidad, por lo cuál se ve restringida su participación en la economía y registran tasas de pobreza más altas que las personas sin discapacidad.

“Se estima que más de mil millones de personas viven con algún problema de discapacidad, alrededor del 15 por ciento de la población mundial y afecta de manera desproporcionada a las poblaciones vulnerables y, por supuesto, a quienes pertenecen a los percentiles más bajos”.

Valls Esponda recordó que en 2015 la ONU presentó la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030, cuyo cuarto objetivo establece que garantizar una educación equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje para todos. Esos postulados fueron incluidos en el documento Acción Visión 2030 propuesto por la Anuies para renovar la educación del país.

El papel que cumplen las universidades y los sistemas de educación superior en el desarrollo económico y social de los países, recalcó, tendrá que reforzarse para cumplir con esas metas.

“Las universidades, los centros de investigación y las universidades tecnológicas y pedagógicas cuentan con un rico capital intelectual para hacer aportaciones en cada uno de los objetivos de la agenda y, en particular, en el objetivo cuarto, para lograr un mundo en que la alfabetización sea universal, con acceso equitativo a una educación de calidad en todos sus niveles con el fin de que todas las personas, en particular quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad, cuenten con un entorno propicio para la realización de sus derechos y capacidades y su participación activa en la sociedad”.

Las universidades e instituciones de educación superior, dijo Valls Esponda, se encuentran trabajando pero debemos reconocer que hay que profundizar en las acciones para garantizar una educación equitativa y de calidad que todos merecen en nuestro país.

En su intervención, Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM, reconoció que el garantizar el acceso igualitario y en igualdad de condiciones a la educación superior es uno de los grandes rezagos de la universidad.

Celebró la reunión del foro y expresó que se trata de una de las muchas tareas que deben realizar y recordó que es un tema urgente en la educación superior.

“Quienes estamos aquí, estamos comprometidos con ello”.

Asimismo, Cipriano Sánchez García, rector de la Universidad Anáhuac México, dijo que en los últimos años, hemos aprendido que las personas discapacitadas no son únicamente personas que hay que atender sino promover. Son personas con las que hay que caminar.

Por ello, “debemos hacer que la educación superior no sea un techo de cristal o un muro más allá del cuál no se puede pasar”. 

A %d blogueros les gusta esto: