Regla de tres 858

Las firmas de Campus

Carlos Reyes

Carlos Reyes

Periodista. Especializado en el sector educativo.
Correo electrónico: cra19762003@yahoo.com.mx
Twitter: @carlosr16914827

Regla-1-160720

Regla de tres 858

Otro capítulo. La polémica por el manejo y la visión que se quiere imponer en el terreno de la ciencia en México no para. Como ha ocurrido desde el inicio, las autoridades del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) insisten en menospreciar la labor y las aportaciones que a lo largo de muchos años han hecho instancias como el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT). Tras la renuncia de Julia Tagüeña a la Coordinación del organismo, los señalamientos en contra del Foro no han concluido. Ahora la estrategia es poner en duda los logros y alcances de esta instancia. Al igual que con otros organismos autónomos, que han corrido con la misma suerte, aquí el punto central es hacer a un lado las voces críticas que se daban cita alrededor del FCCyT. Y en vez de asumir y reconocer que desde aquí se propusieron y analizaron muchas de las políticas públicas en materia de ciencia y tecnología, apuestan por el camino fácil de la denostación.

Precisiones meticulosas. Las acusaciones sobre malos manejos y opacidad financiera, que argumenta Conacyt, parece que solo es parte de todo un proceso para desprestigiar al FCCyT y justificar las decisiones que se están tomando, como la de asfixiarlo económicamente porque, según la visión de hoy, no es redituable apostar por una instancia ajena al proyecto que impulsa el actual régimen. Y como se ha acostumbrado en los últimos tiempos, se dan los señalamientos y la acusación liviana, pero no hay pruebas que sustenten esos dichos. Como puntualmente lo ha señalado el FCCyT, las asignaciones se otorgan con base en un programa de trabajo y son decididas al interior del Conacyt mediante un mecanismo colegiado, en cumplimiento de la ley. Y los recursos se sujetan a informes técnicos y financieros periódicos, y uno final al término del Convenio de Asignación de Recursos, previa revisión por auditores externos.

Respaldo oportuno. Por eso, la carta firmada por José Antonio de la Peña Mena, José Luis Fernández Zayas, Juan Pedro Laclette San Román, Gabriela Dutrenit Bielous, José Franco y Julia Tagüeña Parga, ex coordinadores del Foro, y científicos que tienen el reconocimiento nacional e internacional por el trabajo que han realizado en favor de la ciencia y la innovación del país, resulta muy oportuna y deja sin fundamento esos señalamientos que se han hecho alrededor del FCCyT, y que la directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, esparció durante la VIII Reunión Ordinaria de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República, realizada la semana pasada. La existencia del FCCyT y la manera en la que operaba es lo que incomoda a las autoridades, quienes optan por hacer a un lado años de trabajo.

Medida responsable. En sintonía con lo que han hecho ya otras instituciones de educación superior del país, debido a la contingencia sanitaria que se vive por la pandemia del coronavirus, la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) determinó que el examen de admisión para el ciclo escolar 2020-2021 se aplique a distancia. El rector, Alfredo Barrera Baca asume esta decisión para disminuir la movilidad y reducir el riesgo de contagios, lo cual no reduce la validez y confiabilidad de la prueba. Y no solo eso. Desde ahora ya planean que, los aspirantes que resulten aceptados, deberán asegurarse de contar con un equipo de cómputo y conexión a internet para cursar sus estudios porque varias clases podrían impartirse a distancia.

Al alcance y sin pretextos. Hace unos días, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer la nueva herramienta de fiscalización conocida como “Buzón Digital ASF”.  Ahí estuvo, durante una reunión virtual, el titular de la ASF, David Rogelio Colmenares Páramo, quien expuso a detalle que este nuevo instrumento digital, permitirá hacer más eficientes los trámites a distancia de las entidades fiscalizables en materia de rendición de cuentas y transparencia en el ejercicio de los recursos federales, como lo son las universidades públicas del país. Y como siempre, a pesar de las limitaciones, tomaron nota y expresaron su disposición por transparentar cada peso recibido.

Más del autor

Carlos Reyes
cra19762003@yahoo.com.mx | + posts
A %d blogueros les gusta esto: