Lynn Margulis mostró que los microbios no son sólo agentes patógenos, sino ancestros de los organismos actuales: Antonio Lazcano

Un análisis de la Teoría Endosimbiótica planteada por la evolucionista Lynn Margulis en 1967, fue lo que presentó el colegiado Antonio Lazcano al impartir la conferencia Endosimbiosis y evolución celular: el origen del núcleo

Mientras que el esquema típico del darwinismo propone ramas que se van diversificando y separando cada vez más, el esquema de simbiosis plantea un origen común de la vida, expresó el colegiado.

“Lynn Margulis demostró con una serie de evidencias bibliográficas, experimentales y de análisis de campo, que tanto las mitocondrias como los cloroplastos alguna vez fueron bacterias de vida libre, y que los procesos de endosimbiosis explican a las células eucariontes, las células con núcleo”, afirmó Antonio Lazcano Araujo, miembro de El Colegio Nacional, al impartir la conferencia Endosimbiosis y evolución celular: el origen del núcleo, que se realizó el 19 de septiembre en el Aula Mayor de El Colegio Nacional y se transmitió en vivo por las plataformas digitales de la institución.

El científico mexicano aseguró que la bióloga estadounidense Lynn Margulis permitió replantear algunas ideas de la evolución en las que no se pensaban, en particular, el valor evolutivo que tiene la simbiosis como mecanismo de asociación entre organismos de distintas especies.

Recordó que, en 1859, Charles Darwin publicó su libro El origen de las especies, que tenía como idea básica que todos los seres vivos poseen un origen común y luego se diversifica a manera de árbol evolutivo. “Lo que Darwin dijo es que la enorme diversificación es producto de la separación de las especies por una serie de mecanismos, uno de los básicos es el de la selección natural”.

Sin embargo, una de las explicaciones que se desarrollaron como alternativa al darwinismo fue la idea de la simbiosis, que corresponde a la interacción entre dos o más organismos biológicos que pueden o no ayudarse para sobrevivir. De acuerdo con el colegiado, lo que hizo Lynn Margulis fue una serie de predicciones diciendo que hay genes homólogos del DNA de cloroplastos con el DNA de cianobacterias. “Tomó una serie de ideas sueltas, las articuló en una gran teoría y recuperó los trabajos de evolucionistas, reconoció esta deuda intelectual con los que consideraba sus precursores”.

En palabras de Lazcano, los organismos de la Tierra están formados por dos tipos de células: procariontes, que carecen de una membrana nuclear y contienen un genoma de DNA que flota libremente dentro de la célula; y eucariontes, que poseen al menos un núcleo celular que contiene cromosomas con DNA y proteínas dentro de una membrana lipídica.

Expuso que la primera formulación de la Teoría Endosimbiótica de Lynn Margulis se publicó, después de 15 rechazos variados, bajo el nombre Origen de las células mitóticas en 1966 y con la firma de Lynn Sagan, debido a que en ese entonces era esposa de Carl Sagan. “La idea básica de su trabajo es que las células eucariontes son resultado de la asociación endosimbiótica de procariontes. Examinó a las células eucariontes y ayudó a entender que la movilidad procarionte y eucarionte es distinta”.

Explicó que, en las células eucariontes, lo que se tiene son flagelos con un motor complicado y en el caso de los flagelos procariontes se tiene un empaquetamiento de una proteína que se llama flagelina y hay unas cuarenta proteínas distintas. “En los cilios eucariontes voy a ver cerca de 500 proteínas con esta organización de nueve más dos, la anatomía, la presencia de proteínas, la forma de moverse es tan diferente que Lynn Margulis aseguró que no se puede suponer la misma estructura. En pocas palabras, la movilidad procarionte y eucarionte es absolutamente distinta”.

Sostuvo que Lynn Margulis estaba interesada en las células eucariontes capaces de producir mitosis. “Se preguntó: ‘¿de dónde salen estos cilios eucariontes?’ Y su respuesta fue: salen de las espiroquetas, que son organismos heterótrofos, es decir, bacterias con forma de sacacorchos, que fueron de los primeros descritos en la literatura científica y tienen una pésima reputación, uno de ellos causa la sífilis. Para Margulis, éstos estaban en el origen de la movilidad eucarionte”.

El colegiado puntualizó que la propuesta de una de las principales figuras del campo de la evolución biológica enfrentó diversos obstáculos, incluyendo que los microbios eran vistos como agentes patógenos, no como ancestros de organismos actuales, un prejuicio extendido; el endurecimiento del neodarwinismo que llevó a la creencia de que las mutaciones puntuales eran la única materia prima sobre la que podía actuar la selección natural; y la acelerada molecularización de las ciencias biológicas que siguió a la publicación del modelo de doble hélice del ADN.

“La explicación de Lynn fue muy clara, consistía en que cada cilio (estructura de una célula eucarionte) descendía de una espiroqueta (una bacteria con morfología espiral), y el RNA de éste indicaba que había una herencia independiente y que, por lo tanto, estamos atestiguando un mecanismo hereditario que favorecía la idea de que los cilios habían sido espiroquetas”. En otras palabras, los cilios de las células eucariontes fueron en algún momento bacterias.

El primer libro de Lynn Margulis, publicado en 1970, es una obra maestra que discute no sólo la evolución procarionte y el origen de las células eucariontes, sino también la compleja interacción entre la biósfera y el planeta mismo. Así, mientras muchos miraban hacia el interior de las células y sus moléculas, ella decidió adoptar una perspectiva más amplia en el espacio y en el tiempo, comentó Lazcano.

Agregó que, después de once años, Margulis escribió una segunda edición, bajo el nombre de Symbiosis in Cell Evolution. “Propuso que de un procarionte ancestral aparece la vida, se diversifica en distintos metabolismos, en distintas estructuras, surge en la espiroqueta y esto va dar origen al cilio típico de los procariontes que evoluciona hasta llegar a la diversidad actual”.

En pocas palabras, mientras que el esquema típico del darwinismo propone ramas que se van diversificando y separando cada vez más, el esquema de simbiosis plantea un origen común de la vida y ramas que se fusionan y dan origen a otro tipo de célula. “Luego de la aparición de los primeros eucariontes, ha habido una evolución poco comprendida del retículo endoplásmico y de la membrana nuclear, como lo demuestran su composición y la estructura de los poros, el nucléolo y la lámina nuclear”.

“Lynn Margulis reconoció con rapidez que la sorprendente diversidad biológica de los protistas son el resultado de procesos evolutivos, con eventos de pérdida y ganancia de simbiontes, que permiten estudiar la evolución de la mitosis y meiosis a lo largo del Precámbrico”, finalizó el colegiado.
La conferencia Endosimbiosis y evolución celular: el origen del núcleo, impartida por el colegiado Antonio Lazcano Araujo, se encuentra disponible en las redes sociales y página web de esta institución.

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

A %d blogueros les gusta esto: