Luego de varios años fuera, migrantes no quieren regresar: experta en la UdeC

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

La profesora del Estado de México, Norma Elena Martínez realiza una corta estancia de trabajo con académicos y estudiantes de la Facultad de Trabajo Social de la UdeC

Para nutrir líneas de investigación, programas, proyectos de familia y educación, y además hacer estudios comparativos entre el estado de Colima y Toluca, la profesora de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Norma Elena Martínez Martínez realiza una estancia corta en la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Colima.

Profesora de asignaturas prácticas en todos los semestres, Martínez Martínez expresó que durante esta semana conocerá el trabajo en campo y las experiencias con las y los integrantes del Cuerpo Académico “Grupos sociales y trabajo social”. También espera que durante su estancia se genere trabajo colaborativo entre los cuerpos académicos e intercambio de experiencias con docentes y estudiantes.

En la UAEM, dijo, trabaja actualmente en el Cuerpo Académico en formación “Procesos Sociales Contemporáneos”, en el que analiza cómo es que el proceso migratorio ha influido en la composición y dinámica familiar.

Explicó que algunos los motivos de la migración de las personas es para darles bienestar a su familia y para que tengan acceso a otros servicios, básicamente; “quienes migran se enfocan en la parte económica; sin embargo, después pierden de vista estos objetivos y sus traslados se convierten en estancias prolongadas, lo que repercute en el desarrollo familiar”.

Algunos dicen que se van tres o cinco años, cuando en realidad se van diez y siguen sin regresar con su familia, comentó la profesora investigadora; “hay familias que definitivamente se separaron y quien emigró ya no regresa porque hizo otra vida en Estados Unidos o en otro país, lo que también afecta el desarrollo de los infantes cuando se les deja en una edad temprana, porque ya no tienen esa presencia para ejercer los roles paternos y se convierten en meros proveedores económicos sin comunicación ni vínculo”.

Antes de finalizar compartió que desde que inició su práctica docente, generalmente realiza un diagnóstico de sus estudiantes para saber cómo vienen, a qué familias pertenecen y qué actividades desarrollan; “esto me permite saber con quiénes trabajo, ver a mis estudiantes como seres humanos, comprender de qué contextos vienen y a qué familias pertenecen, lo que me da pauta para conocer sus redes, nutrir alguna investigación o que se generen otras líneas de trabajo”.

Acerca del autor

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Konrer Gallery Presents

Edición 954

mañana

A %d blogueros les gusta esto: