Podcast CAMPUS
Al aire

“López Velarde es un gran poeta, sin adjetivos”: Vicente Quirarte, del Colegio nacional

Vicente Quirarte, miembro de El Colegio Nacional, dictó la conferencia Ramón López Velarde y sus contemporáneos, como parte del ciclo Ramón López Velarde en su centenario (1921-2021).

«La idea de que Ramón López Velarde es nuestro poeta nacional, por desgracia se repite demasiado por políticos oportunistas, pero es más que nuestro poeta nacional: es un gran poeta. Siempre es ambiguo el concepto de poeta nacional. Se dice que su poema más célebre es «La Suave Patria» y quizá sea su poema más conocido, el que le dio inmediata celebridad, y como dice el español Alfonso García Morales: López Velarde en México es algo más que un poeta, desgraciadamente, menos que un futbolista, pero es un gran poeta sin adjetivos.”

Con estas palabras, Vicente Quirarte, integrante de El Colegio Nacional, cerró la conferencia Ramón López Velarde y sus contemporáneos, con la que se inicia la conmemoración a Ramón López Velarde en el centenario de su fallecimiento.

En esta actividad, transmitida en vivo el viernes 7 de mayo a través de las plataformas digitales de la institución, el también poeta recordó a figuras como Fernando Pessoa, Ramón Gómez de la Serna, Thomas Stearns Eliot, Thomas Edward Lawrence, Katherine Mansfield y Eugene O’Neill quienes llegaron a este mundo el mismo año que el zacatecano, en 1888, aun cuando también mencionó a quienes, en territorio mexicano, lo acompañaron.

«Pienso que un gran escritor, como lo es López Velarde, es semejante al corredor de un maratón que llega en la primera posición: para hacerlo, para destacar entre sus pares, necesita ir en un pelotón y después desprenderse. Eso sucede con una fotografía en la que se encuentra Julio Torri, Antonio Castro Leal, Manuel Ponce, Rubén M. Campos: prácticamente todos los protagonistas que acompañaron a López Velarde en su aventura terrestre.”

En la ciudad de Jerez, Zacatecas, nació a la una de la mañana del 15 de junio de 1888 José Ramón López Velarde Berumen, hijo de José Guadalupe López Velarde y María Trinidad Berumen. El mismo año, pero en Lisboa, el 13 de junio se incorpora a esta vida Fernando Pessoa. En Madrid, nace Ramón Gómez de la Serna el 3 de julio. En Gales, Thomas Edward Lawrence llega al mundo el 16 de agosto, y T. S. Eliot lo hace un 26 de septiembre en San Luis Missouri. El 14 de octubre nace Katherine Mansfield, en Wellington, Nueva Zelanda; mientras que el 16 del mismo mes, ve la luz Eugene O’Neill en un hotel de Nueva York.

«México se encuentra al final del segundo periodo del gobierno del General Porfirio Díaz. Tras las reformas a la Constitución de 1857, es reelecto para una tercera licitación, el primero de diciembre de 1888. Zacatecas, el estado natal de nuestro poeta, es gobernado por Marcelino Morfín Chávez y ese mismo año, Federico Gamboa publica su libro de cuentos Del natural, y Rubén Darío da la luz a Azul, obra fundamental del modernismo hispanoamericano, mientras el físico alemán Enrique Hertz descubre las ondas electromagnéticas en su honor llamadas hertzianas: 1888 fue, de esta manera, muy importante y muy fructífero en nacimientos.”

López Velarde murió de neumonía el 19 de junio de 1921, cuatro días después de haber cumplido los 33 años, la edad de Cristo −edad de Cristo azul, como dice en un poema−, y la edad de Alejandro Magno. El poeta zacatecano fue uno de los elegidos por los dioses para abandonar este mundo de entre esa pléyade de escritores, en palabras de Vicente Quirarte, quien a lo largo de su conferencia mostró fotografías de los diferentes momentos del homenajeado y de sus contemporáneos.

«No todos los escritores que mencionamos escribieron en verso, pero sí lograron hacer del lenguaje una navegación entre la aventura y el orden −para utilizar la frase de Guillermo de Torre− y marcaron una nueva pauta. Desde su respectiva trinchera, todos modificaron, de una vez y para siempre, el género en que mejor se encontraban; inclusive, el legendario Lawrence de Arabia, aunque fue un autor distinguido del libro Los siete pilares de la sabiduría, logró trascender más por el genio de su vida, que por el talento de su obra, al hacer de sus acciones aventuras ejemplares.”

El colegiado recordó que entre los siete escritores mencionados, dos autores fueron premios Nobel: Eugene O’Neill, el primero concedido a un dramaturgo, y T. S. Eliot, por haber modificado el pensamiento poético y crítico en lengua inglesa. Dos de ellos, Fernando Pessoa y T. E. Lawrence, murieron a los 47 años, en 1935, mientras que Ramón Gómez de la Serna lo haría en 1953 a los 65 años de edad, siendo Eliot el más longevo, pues murió en 1963 a los 75 años de edad.

«Los poetas no tienen biografía, decía León Felipe, y eso lo demuestra López Velarde, quien se afanó en sus versos a desempeñar su propia aventura y, así, tratar de vivir la formidable vida de todos y de todas, según sus palabras. Junto a sus contemporáneos, Eliot y Pessoa, buceó en su interior de hombre y supo hacer de los pequeños cuidados de cada día, la pequeña e ignorada obra maestra.”

La conferencia Ramón López Velarde y sus contemporáneos como parte del ciclo Ramón López Velarde en su centenario (1921-2021), se encuentra disponible en el canal de YouTube de la institución: elcolegionacionalmx.

Acerca del autor

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

ceneval

descargalaversión digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: