Podcast CAMPUS
Al aire

La estrategia contra el covid-19 iba a terminar en una tragedia así: Laurie Ann Ximénez-Fyvie, Jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la UNAM

De acuerdo a la autora de Un daño irreparable: la criminal gestión de la pandemia en México, la opinión de la comunidad académica, de los investigadores y de las instituciones de educación supe-rior no ha sido tomada en cuenta para plantear soluciones a la pandemia por covid-19

El manejo de la pandemia de covid-19 en México no se ha sustentado en las evidencias científicas, como debió haberse hecho desde un inicio.

Las malas decisiones han desencadenado un escenario donde los casos de esta enfermedad mantienen una tendencia al alza, y donde las defunciones rebasan por mucho las estimaciones hechas por la propia autoridad.

Este es el escenario que pone contra la pared, desde hace casi un año, al sistema de salud del país, y dista mucho de modificarse debido a la falta de voluntad por cambiar la estrategia.

Así lo plantea la Doctora en Ciencias Médicas con especialización en Microbiología de Harvard University. Boston, en Massachusetts, Laurie Ann Ximénez-Fyvie, quien ha seguido de cerca el tema y ha cuestionado los resultados de un manejo irresponsable. 

Explica que la opinión de la comunidad académica, de los investigadores y de las instituciones de educación superior no ha sido aquilatada para plantear soluciones y buscan un golpe de timón para contener la pandemia.

En entrevista con Campus, la Jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), apunta que la emergencia sanitaria se ha agudizado más de la cuenta debido a los sesgos políticos e ideológicos de quienes tienen a cargo esta responsabilidad.

 

Desprecio por la ciencia

Para la Doctora Laurie Ann Ximénez-Fyvie, quien publicó recientemente Un daño irreparable: la criminal gestión de la pandemia en México, recuerda que desde un inició cuestionó la decisión de no saturar los hospitales y mandar a los pacientes a morir a sus casas.

“Ojalá me hubiera equivocado pero finalmente no es que yo tuviera un tipo de clarividencia ni nada por el estilo, es que las medidas que se estaban tomando, evidentemente no eran medidas que estuvieran basadas en la evidencia que teníamos de cómo se podía controlar el problema; donde se estaban haciendo las cosas, ya se tenía evidencia de cómo les iba, si no lo estábamos haciendo, lo que iba a pasar es esto que está pasando, lo dije claramente y lamentablemente todo se ha ido haciendo realidad.

“No es  que yo tuviera un conocimiento particular más allá del que tuviera cualquiera con un poco de conocimiento sobre enfermedades infecciosas, su transmisión, su control, etcétera, pues cualquiera podía ver esto, la estrategia por la que nos estaba guiando López-Gatell iba a terminar en una catástrofe”, señala.

Una situación, comenta la doctora Ximénex-Fyvie, muy acorde con el desprecio por la ciencia, la tecnología y la investigación que ha tenido este gobierno no sólo en cuestiones de salud.

“Nunca hemos tenido un periodo más lamentable en cuestiones del apoyo a la ciencia y la tecnología que ahora, lo mismo en el campo de la cultura, nunca ha habido peor momento que el que estamos viviendo, tanto para la ciencia como para las artes, entonces, sí, el desprecio por la ciencia, se vive como una situación de negacionismo de la ciencia”, asegura.

Lamentablemente, advierte la doctora, la negativa del Presidente de la República, por no usar cubrebocas y minimizar su utilidad, incluso después de haber estado enfermo, es otro de esos irresponsables y lamentables episodios de esta narrativa realmente alejada no solo de la realidad, sino de la evidencia científica.

“Eso se lo dijo el Presidente de México a su gente, en un momento crítico de la pandemia, en donde los hospitales están saturados, el personal médico está agotado, la gente está cansada de estar encerrada, donde los contagios están a todo lo que da, donde tenemos a las variantes propagándose en nuestras comunidades, donde la vacunación no va marchando bien, y en ese momento se le ocurre al presidente decir que no es necesario ponerse un cubrebocas, es realmente, no sé cómo se puede calificar, es realmente un acto de una irresponsabilidad inmensurable”, enfatiza.

 

Los sesgos políticos

Para Laurie Ann Ximénez-Fyvie, Coordinadora del Área de Genética Molecular del Laboratorio de Investigación de la Facultad de Odontología (SGC-LIFO), es muy lamentable que las autoridades sanitarias del país estén más preocupadas por cuidar su imagen y la del partido en el poder que en abrirse a las opiniones de la comunidad científica del país.

“Finalmente, sea como sea, quien lo haga y cómo lo haga, en este momento lo que importa es salvar las vidas de miles de mexicanos que cada semana mueren, que cada día están muriendo, bajo otro tipo de administración, con una mentalidad, realmente menos centralista, menos egocéntrica, menos soberbia, más abierta.

“Un ejemplo muy tajante, el documento de los ex secretarios de Salud para presentar alternativas, que el documento era perfectible, sí, pero tenía muchas cosas rescatables, por lo menos era una contribución, una sugerencia, era intentar algo distinto, y la situación va cada vez peor, mejor se burlaron de ese documento, no quisieron aceptarlo”, lamenta la académica.

A final de cuentas, asume, “se ignora por completo la voz de la comunidad académica, científica, médica, salvo que sea afín, o parte  directamente de Morena, es lamentable, ellos son los que dicen que no hay que politizar el asunto, y son ellos quienes están politizando las tragedias, y eso está llevando mucha gente a morir, es lamentable la forma en que se conducen, la actitud de un gobierno retrógrada, que no le da importancia a las dos manifestaciones humanas de una ciencia avanzada, que son la ciencia y las artes, las tienen por completo en la oscuridad”.

 

Sin mirar a las IES

En esa dinámica, puntualiza la autora de recientemente Un daño irreparable: la criminal gestión de la pandemia en México, se hace a un lado la inmensa capacidad humana y profesional que pueden aportar las instituciones de educación superior.

“¿Cuántos científicos de talla internacional hay en la UNAM, en el Politécnico, trabajando, en las universidades privadas también?, no carecemos de científicos y académicos, institutos de ciencias, simplemente no están siendo tomados en cuenta”, plantea Ximénez-Fyvie.

Una exclusión lamentable, sobre todo cuando la situación no tiene visos de mejorar y se sigue manejando un discurso lejano de la realidad que afecta a miles de mexicanos.

“Es obvio que siguen mintiendo, y esto sigue, mientras no se haga algo distinto, la gente sigue esperando, porque el gobierno le sigue mintiendo, en el sentido de que, tarde o temprano, solito se va a extinguir, algo va a pasar para que de repente todo cambie, y nada va a cambiar si no se hace algo distinto, tiene que venir un cambio de estrategia.

“Tiene que acelerarse la vacunación, se tienen que contener los contagios en la comunidad, hasta que no venga realmente un cambio serio de estrategia, mientras que los países mueven cielo, mar y tierra para vacunar pronto a su población, para dar apoyos, atención temprana a los contagios, aquí solo reportamos contagios diarios y diciendo que la cosa ha mejorado”, enfatiza.

Acerca del autor

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: