Axis: un nuevo espacio para el intercambio de ideas

Redacción Campus
+ posts

Iniciar un nuevo espacio para la comunicación es una tarea poco sencilla. Se necesita la conjunción de diversos talentos, muchas horas y ensayos que, al final, apuestan casi todo a la participación y a la suma de intereses. Dentro de las múltiples ventajas de la tecnología, se encuentra la posibilidad de crear canales y redes de comunicación plurales al alcance de todas y de todos, y precisamente eso es Axis, el blog de la EJE.

Este blog está creado con la premisa de que reflexionar sobre las ideas que conforman nuestro mosaico social, es la columna vertebral del diálogo. Con ello, además, se avanza en el objetivo de la construcción de ciudadanía democrática, uno de los objetivos primigenios de la Escuela Judicial.

La red se ha convertido en un mundo donde conviven los discursos democráticos y los que desafían los valores del diálogo. No resulta descabellado entonces abrir un nuevo canal para enriquecer el intercambio de ideas. En especial, ahora que el panorama social se torna incierto.

La pandemia por covid-19 que vivimos, además de sus claros efectos económicos, ha supuesto la aceleración en el uso de las tecnologías de información y comunicación para los sectores público y privado. Por fortuna, se trató de una de las pocas cosas a las que nos pudimos adaptar con relativa facilidad ante la crisis.

Desde hace algunos años, ya se hablaba de la cuarta revolución industrial. En el mundo de la economía y las finanzas, las tecnologías se habían vuelto el vehículo más importante para el quehacer cotidiano. Las transacciones comerciales a pequeña y gran escala, plataformas de interacción social y sus usos comerciales y políticos han atraído la atención de especialistas, estudiosos, y, desde luego, de instituciones estatales y supra estatales. Esa cuarta revolución industrial y su reordenamiento de las relaciones económicas, sociales y políticas, atraviesa forzosamente el quehacer jurídico.

Por un lado, se encuentran las preocupaciones sobre la regulación. El nacimiento de nuevos espacios para los distintos tipos de interacción social se convierte inmediatamente en un campo de interés para el derecho; tanto por los conflictos que pueden surgir, como por los desafíos que implican para la impartición de justicia una vez surgidos dichos conflictos.

Por otro lado, y de la mano de esa preocupación, se encuentran los profesionales del derecho, en especial, quienes se encargan de resolver las controversias.

El papel que jugaremos dentro de las escuelas judiciales es fundamental para los nuevos escenarios, en especial cuando se han vuelto parte fundamental de las “nuevas normalidades”. En el caso de la Escuela Judicial Electoral, encontramos un doble desafío.

Nuestro objetivo primigenio no es únicamente la formación de recursos humanos para el ejercicio de la función judicial, sino, además, la socialización del trabajo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; es decir, la construcción de puentes entre los diversos grupos sociales y nuestro máximo órgano de impartición de justicia electoral. Así pues, además de formar a las personas que integran una institución robusta y capaz, asumimos el compromiso social de colaborar en la formación de una ciudadanía democrática.

Todo esto sucedía ya antes de la pandemia: contábamos con una oferta importante de cursos virtuales a través del portal de la Escuela, socializábamos el conocimiento generado en los foros, tertulias y charlas a través de las plataformas digitales. Las profesoras y profesores investigadores, investigadores, personal de tecnologías y personal de capacitación, asumían el compromiso de monitorear la oferta académica en línea, de dar pronta respuesta a las dudas en los foros de los cursos y, asimismo, diseñar y rediseñar la oferta académica. Esto último, supone también mantenerse a la vanguardia en los temas de interés para el conocimiento democrático-electoral.

La crisis sanitaria, como sabemos, ha acelerado este proceso. Abrimos nuevos espacios virtuales para continuar con la capacitación y la socialización del derecho electoral y la importancia de la esfera democrática. A finales de mayo, dentro de las numerosas actividades de la Escuela, destacan las 36 conferencias magistrales y los 45 cursos virtuales, que alcanzaron 42, 487 visualizaciones y los 29,770 beneficiados; además de la innovación en talleres, cursos y diplomados, se organizó un panel de Democracia en América Latina y un Congreso Virtual de Trasparencia. En suma, las actividades de la Escuela Judicial Electoral beneficiaron a más de 120 mil personas.

Además de las tareas de capacitación y divulgación, la Escuela está consciente de la importancia de abrir espacios de diálogo con la ciudadanía. Por tal motivo, hemos doblado los esfuerzos por la construcción de una justicia más abierta y una divulgación de la cultura democrática más amplia.

En el mismo sentido, estoy convencida de que el diálogo democrático es una reflexión sobre la cultura, la historia y las ideas, y que, por lo tanto, no se agota en el derecho electoral en sentido estricto. Por tal razón, presentamos este espacio que emerge de la preocupación por la pluralidad y como producto de la vocación pedagógica de la Escuela Judicial. Damos la bienvenida al intercambio ciudadano desde un ágora virtual que idealmente, nos ayudará a reflexionar sobre la sociedad que queremos construir una vez pasada la crisis por la pandemia, y la que queremos seguir siendo.

A %d blogueros les gusta esto: