Podcast CAMPUS
Al aire

La permanencia de Benedetti

Ícono. Siempre crítico y honesto, en el centenario de su natalicio recordamos a uno de las figuras literarias más queridas y leídas

Cuando una mujer se pierde, siempre hay un hombre ruin, cretino, denigrante, que primero le hizo perder la fe en sí misma. M. B. (La tregua)

Quien dejó una nutrida obra en prácticamente todos los géneros literarios y periodísticos, Mario Benedetti (Paso de los Toros, 1920-Montevideo, 2009) es, con Juan Carlos Onetti, la otra figura literaria uruguaya más destacada del siglo XX. De una notable transparencia no sólo estética sino ética, con Ida Vitale y Emir Rodríguez Monegal formó parte, dentro de un ecléctico grupo, de la llamada generación del 45; el propio Onetti, casi once años mayor, ya había publicado para entonces sus novelas Tierra de nadie y Para esta noche, y la veía como una especie de patriarca. Entre varios oficios para ganarse la vida, en ese mismo año inició su carrera periodística al integrarse al equipo de redacción del semanario uruguayo Marcha, del que fue nombrado director literario en 1954 y donde permanecería hasta 1974, cuando mandó a cerrarlo el sátrapa dictador Juan María Bordaberry.

Desde la década de los cincuenta estaría de igual modo ligado a Número, destacada revista literaria donde aparecieron muchos textos suyos y de la cual fue miembro del comité de redacción. Desde esos años también un crítico y honesto activista social y político, con su primera compilación de cuentos Esta mañana, de 1958, obtuvo el Premio del Ministerio de Instrucción Pública, certamen nacional que más tarde condenaría por su viciado proceso de reglamentación. De 1960 es su novela más conocida La tregua, diario de un mediocre y desencantado oficinista cincuentón que de repente experimenta, encerrado en la guerra de la rutina cotidina, un enamoramiento casi juvenil; absorto y enajenado, la muerte imprevista de su joven amada lo volverá a la cruda realidad. Llevada con éxito al cine por el argentino Sergio Renán en 1974 (el mexicano Alfonso Rosas Priego concibió otra mucho menos interesante adaptación en el 2003), y al año siguiente nominada al Oscar como Mejor Película Extranjera, este mismo actor y director haría tres lustres después una versión menos atinada de la homónima narración Gracias por el fuego, de 1965, quizá la más simbólica e incendiaria de las novelas de Benedetti.

Con una actividad periodística no menos intensa, en la década posterior trabajó además como crítico teatral y cinematográfico, en espacios como La Tribuna Popular donde incluso llegó a hacerse, en ambos ámbitos, de un nombre. Codirector del suplemento semanal “Al pie de las letras” del diario La Mañana, colaboró de igual modo como humorista en la revista Peloduro, con el seudónimo de Damocles, y ésa sería también, confesó él, una escuela invaluable. Presente en importantes encuentros, fue jurado en varias ocasiones del Premio Casa de las Américas de Cuba, convirtiéndose más tarde en miembro de su Consejo de Dirección; uno de los nombres más presentes, como el de García Márquez, igual fundó y dirigió su Centro de Investigaciones hasta 1971.

Tras el golpe de estado en 1973, dejó la Dirección del Departamento de Literatura Hispanoamericana en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de la República de Uruguay, iniciando un largo exilio primero en Argentina, luego en Lima, más tarde en Cuba y finalmente en España donde comenzaría una prolongada y muy leída colaboración semanal en el diario El País. Diez largos años alejado de su patria y de su esposa obligada a quedarse para cuidar a las ya ancianas madres de ambos, en el destierro publicaría dos de sus mejores poemarios, Poemas de otros y La casa y el ladrillo, de 1974 y 1977, respectivamente, así como otra de sus novelas más conocidas, Primavera con una esquina rota, de 1982.

En 1985 pudo por fin regresar a su país, en lo que él mismo denominó “desexilio”, tema y fuente de muchas de sus ulteriores obras. Miembro del consejo editor del reabierto semanario Brecha, continuidad de alguna manera del antiguo Marcha, de esa misma época datan sus estrechos trabajo y relación con el famoso cantautor catalán Joan Manuel Serrat. Quien además ha dejado muchas grabaciones recitando su propia obra poética e incluso narrativa, cómo olvidar su participación especial en la hermosa e inteligente película El lado oscuro del corazón, del también argentino Eliseo Subiela, donde aparece el célebre polígrafo uruguayo recitando versos suyos en alemán.

Uno de los escritores más leídos dentro del ecléctico espectro de las letras latinoamericanas del siglo XX, de su nutrida obra varia de más de cuarenta títulos merecen justa mención además, para refrendar el talento de un perspicaz y sensible observador del alma humana atribulada, las de igual modo novelas Quién de nosotros de 1953 y El cumpleaños de Juan Ángel de 1971, así como las otras colecciones de relatos Montevideanos de 1959 (un claro homenaje al Joyce de Dublineses), La muerte y otras sorpresas de 1968 y Con y sin nostalgia de 1982.

Entre otros importantes reconocimientos, Mario Benedetti recibió el Premio Jristo Botev de Bulgaria en 1986, y un año después, el Llama de Oro de Amnistía Internacional por su también novela Primavera con una esquina rota; en el 2005 se hizo acreedor al Internacional Menéndez Pelayo. A su muerte en mayo del 2009, el gobierno uruguayo decretó duelo nacional y fue velado con honores en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio; fue sepultado en el Panteón Nacional del Cementerio Central de Montevideo. En este año del centenario de su natalicio, el Instituto Cervantes ha organizado un congreso internacional en Alicante, y en su país natal, Uruguay, la Fundación que lleva su nombre ha promovido una muy vistosa exposición de cuadros y algunas charlas en derredor de su persona y de su obra. 

Acerca del autor

logo suplemento campus
Mario Saavedra
Escritor, periodista, editor

Deja un comentario


newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
A %d blogueros les gusta esto: