Suplemento Campus

Innovación. La interrupción de las clases tradicionales orilló al centro a desarrollar Examen en casa, una prueba segura y confiable

De la evaluación interrumpida a la evaluación reconstruida

Contribución. Desde su creación hasta nuestros días, el Ceneval no detiene su aportación a la educación en México

La evaluación educativa es una herramienta fundamental para obtener información pertinente y relevante que permita orientar las políticas públicas hacia la mejora de la calidad de la educación. En el campo educativo, la importancia de los instrumentos de evaluación a gran escala se ha incrementado debido a que permite identificar fortalezas y áreas de oportunidad.

Desde su creación en el año de 1994, el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior, A. C. (Ceneval), ha participado de manera activa y significativa con la finalidad de aportar la información necesaria para el diseño y la aplicación de instrumentos de evaluación, así como para contribuir a la toma de decisiones de quienes tienen la noble y delicada encomienda educativa, trátese de autoridades o instituciones que trabajan para la mejora y el aseguramiento de la calidad de la educación. Asimismo, el Centro ha ampliado y diversificado su campo de actuación más allá del ámbito académico; ha realizado evaluaciones para atender necesidades de organismos públicos y privados distintos a los que operan en el campo propiamente educativo.

De esta manera, el Centro se ha consolidado como una institución especializada en el diseño, aplicación y calificación de exámenes que miden conocimientos, habilidades y competencias académicas o profesionales que cumplen con los más altos estándares de calidad. De igual modo, los resultados de sus exámenes se utilizan para la toma de decisiones respecto a la admisión, la selección, el diagnóstico, la acreditación y la certificación de los sustentantes.

Para los procesos de ingreso, los Exani I, II y III permiten seleccionar al alumnado de manera justa y equitativa, sin discriminar a la población. Por su parte, el EGEL, además de ser un referente para la toma de decisiones y un proceso de titulación, permite a las instituciones usuarias contar con información adicional, de tal manera que puedan disponer de indicadores o referentes para coadyuvar a la calidad de sus programas de licenciatura.

Para el Ceneval, una premisa que guía su diario quehacer es la aportación que pueda hacer a una de las esferas más valiosas para la sociedad, la educación. El personal del Centro sabe que nos debemos a nuestros usuarios para apoyarles mediante instrumentos válidos, confiables y pertinentes. Estamos más que nunca comprometidos para otorgarles un cuidado personalizado en la atención de sus necesidades de evaluación.

Para lograr ese propósito, en estos tiempos de pandemia el Centro ha emprendido diversas acciones para elevar la capacidad técnica de su personal y para fortalecer la comunicación y coordinación con sus usuarios, personas físicas e instituciones públicas y privadas a quienes sirve, con el fin de propiciar el desarrollo y la aplicación de sus instrumentos, a partir de una Metodología que describe los procesos y las fases necesarias para el logro de los más altos estándares de calidad.

Tareas no menos importantes han sido: i) la realización de más de 500 sesiones propias de los consejos técnicos y demás cuerpos colegiados cuya finalidad es el diseño o el ajuste de los instrumentos de evaluación, que considera la participación de un sinnúmero de especialistas en las diversas disciplinas; ii) la revisión de los cuestionarios de contexto para su actualización con miras a ampliar la medición de factores asociados con el desempeño académico e incluir variables socioemocionales que darán origen a nuevos reportes.

A partir del trabajo que el Centro ha desarrollado durante el 2020, las pruebas de nueva generación estarán disponibles el próximo año con una estructura mejorada, actualizada y con cambios sustanciales en su contenido e incluso en el proceso de calificación.

Prueba para nuestros tiempos

Desde el inicio del confinamiento por cuestiones sanitarias el Centro ha continuado sus labores de manera ininterrumpida con actividades propias de la innovación, de la adaptación a las nuevas circunstancias, mediante el aprovechamiento de los recursos tecnológicos con que cuenta, con una atención escrupulosamente puntual de las medidas sanitarias dictadas por las autoridades competentes y, ante todo, con lo necesario para cuidar y garantizar que en el trabajo cotidiano y en las aplicaciones de instrumentos de evaluación no se ponga en riesgo la salud del personal del Centro, como tampoco la salud de cada uno de los 345 mil sustentantes que han aplicado en papel y los poco más de 360 mil sustentantes que han aplicado en la modalidad Examen desde Casa en estos meses de pandemia.

En efecto, a partir de que se declaró la pandemia, con la intención de apoyar a las instituciones usuarias en sus procesos evaluación, en el Ceneval se decidió implementar una nueva modalidad de aplicación de exámenes denominada Examen desde Casa, como una alternativa a la forma presencial (lápiz y papel y en computadora).

Examen desde Casa es un proceso de aplicación mediante el cual cada sustentante presenta un examen desde un sitio remoto (generalmente su casa), con apoyo de un equipo de cómputo y un software seguro que bloquea todas las funcionalidades estándar del equipo de cómputo y permite únicamente las necesarias para contestar el examen. Este sistema también permite grabar al sustentante y la pantalla de su computadora. En lo que se refiere a la seguridad, el Ceneval ha incorporado distintas medidas, que se implementan antes, durante y después de la aplicación. En los análisis psicométricos llevados a cabo con los datos obtenidos en las aplicaciones realizadas desde casa no se ha puesto en riesgo la confiabilidad o validez de los resultados.

El tiempo sigue su marcha. Contribuir al proceso de reactivación en el ámbito de actuación del Centro, es un ineludible compromiso institucional. El reto na ha sido menor: pasar de una evaluación momentáneamente interrumpida a una evaluación reconstruida, mejorada, caracterizada por su validez, confiabilidad, pertinencia y objetividad, a partir de una operación que se basa en los principios de: imparcialidad, equidad, calidad técnica, confidencialidad y transparencia.

Lo expuesto brinda evidencia de que el trabajo no se detiene. El centro está en condiciones no sólo de cumplir los compromisos adquiridos antes del inicio de la pandemia, sino de continuar, como siempre lo ha hecho, con una intensa actividad que procura aportar valor agregado a la cultura de la evaluación. 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

Deja un comentario

[aweber listid=5420252 formid=733328843 formtype=webform]

COMENTARIOS

Nos gustaríaconocer tus sugerencias o comentarios sobre el sitio.