Los 70 años de Anuies

Factor de cambio. El ámbito de la educación superior en México actual no se explicaría sin sus aportaciones

1 • Los Inicios

Aún pendiente de la celebración, por la pandemia, el pasado 25 de marzo la Anuies cumplió 70 años de vida institucional. Con inicios vacilantes, no obstante que el país estaba en el esplendor del crecimiento económico del alemanismo (un promedio de 5.7 por ciento anual en su primera mitad), sus fondos disponibles daban sólo para una gestión austera: un secretario general, dos o tres empleados y un mozo, un espacio físico restringido a dos salones de clase en la preparatoria de San Ildefonso y… sobre todo, la generosidad de la UNAM para albergar y otorgarle apoyos vitales a la naciente organización.

El nacimiento de Anuies tuvo una larga gestación: 10 años. En ese lapso se verificaron cinco reuniones de carácter nacional con un puñado de IES, que casi eran el universo de la educación superior de aquella época. Finalmente, en la sexta reunión, realizada en Hermosillo del 21 al 28 de marzo de 1950, los 26 concurrentes acordaron dar el paso decisivo: se constituyen jurídicamente en la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Educación Superior de la República Mexicana, A.C. (Anuies). La nomenclatura era exacta: los fundadores fueron 11 universidades y 15 institutos. Estos últimos provenían del siglo XIX y excepcionalmente impartían alguna licenciatura, pero sus principales servicios se situaban en la formación de bachilleres.

2. Crecimiento y Desarrollo

Lo realizado por Anuies en siete décadas es enorme. El SES actual no se explicaría sin su presencia. Gobernabilidad e innovación podrían ser sus señas de identidad o aportaciones más reconocibles. Imposible, en este espacio, describir el caudal de iniciativas, acciones y proyectos verificados en todos estos años. Aquí se destacan solo tres de sus contribuciones estelares:

•La Reforma Constitucional al Artículo 3º. Consignar la autonomía en la Constitución ha sido un acontecimiento mayor en la trayectoria de las casas de estudio. Anuies había aprobado en sendas Asambleas de 1979 y 1980 (Mérida y UNAM-DF) los documentos relativos a Aportaciones de la Anuies a la Legislación en Materia Laboral y Reglamentación de las relaciones laborales en las IES, Se trataba de regularizar las relaciones laborales en las casas de estudio ante la ola de huelgas suscitadas en años recientes. Pero también, y como consecuencia, se requería enmarcar lo anterior en una reforma mayor que garantizara que la autonomía universitaria gozara de una protección jurídica mayor. De ahí la reforma constitucional.

Así, la UNAM y Anuies fueron fuertes impulsoras, tanto en el diseño de la Iniciativa de Reforma Constitucional como del apoyo político correspondiente. Cuatro aspectos de esa reforma revisten especial importancia: a) el compromiso permanente del Estado para el respeto de la autonomía de las instituciones; b) la responsabilidad de éstas ante sus propias comunidades y el Estado; c) la definición de un marco jurídico para las relaciones laborales (el capítulo especial de la Ley Federal del Trabajo en torno a esas actividades específicas); d) la facultad para que las IES fijen los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico (D. Valadés, El derecho académico en México).

•Los Procesos de Planeación. Desde su fundación, Anuies tenía presente la importancia de esa disciplina en el desarrollo de las casas de estudio. Así, en su Acta Constitutiva afirmaba que, concebida como instrumento: a) responde a un supremo interés nacional; b) tiene un fin primordial: adecuar la enseñanza a los problemas, necesidades y recursos regionales.

Especialmente destacado es lo emprendido en 1978, conjuntamente con la SEP, cuando se establece el Sistema Nacional Permanente de Planeación de la Educación Superior. Todo el conjunto se integraba en un órgano llamado Coordinación Nacional para la Planeación de la Educación Superior (Conpes). Con altibajos, estuvo vigente hasta la primera mitad de los años noventa (actualmente, el proyecto de Ley General de Educación Superior retoma aspectos de esa experiencia).

•La Evaluación. Por lo que corresponde a este tema, a partir de 1984 (Asamblea de Culiacán), el término evaluación empieza a debatirse en el seno de la Asociación y en 1990 (Asamblea de Tampico) se aprueban, finalmente, los Lineamientos para la Evaluación de la Educación Superior. A partir de ese momento se establecen, conjuntamente entre SEP y Anuies varios organismos que, con distintas funciones, fijan buena parte de las políticas de evaluación en el nivel superior del sistema educativo: Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (Ciees), Centro Nacional de Evaluación de la Educación Superior (Ceneval) y Consejo para la Evaluación de la Educación Superior (Copaes). Actualmente, todos ellos están en funcionamiento.

3. Anuies: Actualidad y Futuro

En lo que va del nuevo siglo, cuatro documentos resumen la actuación de la Anuies. El primero de ellos La educación superior en el siglo XXI, significó un cambio cualitativo respecto a los precedentes. A la vez, el texto constituía un vasto programa de acción que surgía, además, en el momento de la primera transición política del país, en el año 2000. La cabeza de Anuies de la época, el Dr. Julio Rubio, es nombrado subsecretario de educación superior, de tal suerte que lo asentado en el documento va a convertirse, en buena medida, en el contenido del Programa Sectorial de Educación, para luego formar parte de varias de las nuevas políticas públicas del sector.

El segundo documento, Consolidación y avance de la educación superior en México. Elementos de diagnóstico y propuestas (2006), se da a conocer en las semanas previas a la campaña presidencial de ese año, con el propósito, entre otros, de presentárselo a los candidatos que concurrían a la elección presidencial. En ese sentido, el diagnóstico sobre la situación de la educación superior se actualizaba y la parte programática contenía, por un lado, una continuidad respecto al documento anterior, pero también nuevas propuestas.

Seis años más tarde, en 2012, una nueva propuesta, Inclusión con responsabilidad social (2012), actualiza planteamientos y significa una continuidad a los de 2000 y 2006. Varias de las acciones contenidas habían ya adquirido el estatus de políticas públicas en los dos sexenios transcurridos. Pero, como lo expresara Rafael López Castañares, el SGE de ese momento, con lo logrado se generaba también “la necesidad de redimensionar metas y ampliar aspiraciones”. Posiblemente el elemento distintivo de este documento haya sido la de proponer la necesidad de transitar hacia una nueva generación de políticas en educación superior.

El cuarto documento, Visión y acción 2030, actualmente vigente, tiene como propósito integrar “una propuesta para la mejora estructural de la educación superior (con el propósito, entre otros) de diseñar y concertar nuevas políticas públicas con las autoridades federales y estatales, con diversos actores políticos y con la sociedad en general”. Para ese propósito, ahí se enuncia lo que se denominan “cinco ejes de transformación”, mismos que se utilizan, tanto para la elaboración del diagnóstico de la situación actual, como para encuadrar los cambios o reformas que sea necesario emprender.

Los ejes son: gobernanza del SES, cobertura con equidad y calidad, mejora continua, responsabilidad social, certeza jurídica y presupuestal. De la treintena de metas con las que se visualiza el futuro destacan: a) la creación de dos órganos de coordinación nacional del SES: el Consejo Nacional de Educación Superior y el Consejo Social, así como un organismo que regule la evaluación y la acreditación; b) el establecimiento de dos Sistemas Nacionales: el de Evaluación y Acreditación y el de Información; c) mecanismos efectivos en materia de transparencia y rendición de cuentas.

En este momento, Anuies está presente en la discusión que se libra en el Congreso en torno a la Iniciativa de Ley General de Educación Superior. Desde los años cincuenta ha elaborado sucesivos proyectos hasta varios más en los tres últimos años, mismos que ha servido de base para el que ahora se analiza. También, desde el 18 de marzo ha venido adoptando distintas medidas y acuerdos, con sus asociados y con la SEP, en torno a la prevención de la pandemia y el funcionamiento de las IES en esta difícil y extraña coyuntura. 

Carlos Pallán
Ex secretario general ejecutivo de la Anuies | capafi2@ hotmail.com | + posts
A %d blogueros les gusta esto: