Regla de tres 860

Las firmas de Campus

Carlos Reyes

Carlos Reyes

Periodista. Especializado en el sector educativo.
Correo electrónico: cra19762003@yahoo.com.mx
Twitter: @carlosr16914827

Regla-de-tres-1-300720

Regla de tres 860

Mayor definición. Esfuerzos los hay, y propuestas también, pero en la forma en la que las universidades públicas del país deben responder a los retos que entraña esta emergencia sanitaria hace falta mayor claridad. Cierto que se han delineado ciertas directrices a seguir desde la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), que ha estado muy atenta a la evolución de este problema, pero conforme pasan las semanas, parece que las instituciones aún no tienen definido el camino a seguir al menos los próximos seis meses. Y también es cierto que cada una ha respondido desde sus propias capacidades y desde la autonomía que tienen para decidir lo que mejor convenga a cada una de sus comunidades. Pero en este escenario vemos soluciones tan dispares que, en ocasiones, ponen aún más complejo el asunto.

Planteamiento experimental.  La aplicación del examen de admisión, que lamentablemente coincidió con el descontrol de la pandemia a estas alturas, fue, quizás, uno de los principales obstáculos. Algunas universidades determinaron realizarla prueba a distancia, con las implicaciones que ello conlleva, y otras siguen a la espera, aunque ya especificaron que este ejercicio de evaluación tiene que hacerse de manera presencial. Con las medidas sanitarias correspondientes y necesarias, pero así debe ser. Y entre ambos polos, surgen iniciativas que resultan en el corto plazo muy prácticas, pero en el largo plazo son de consecuencias aún insospechadas. Este es el caso de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), la cual decidió, por única ocasión, no aplicar este mecanismo de ingreso para la educación media superior.

A esperar.  El rector de la institución, Jorge Ignacio Peña González, lo anunció a inicios de esta semana. Con esto, todos los aspirantes que ya se habían registrado tendrán lugar seguro en las preparatorias afiliadas a la UAN. En principio, como lo advierte el propio rector, es una medida que pone por delante la salud de los jóvenes, lo cual es sumamente cierto. El problema es cómo la universidad nayarita resolverá financieramente el asunto. Se trata de una carga económica que no estaba considerada y eso implica gastos extraordinarios que deberá cubrir la institución. Como es sabido, la UAN es una de las universidades con mayores problemas económicos y un entorno con mayores estudiantes, más de los que puede atender, será una medida que tendrá serios efectos ya desde finales de este año.

Sin nada definido. Otro asunto que aún no está del todo especificado es el regreso a clases de manera presencial en las universidades públicas del país. Algunas analizan ya que sea hasta inicios de 2021 cuando los alumnos, maestros y demás integrantes de la comunidad regresen a sus actividades de manera normal. Otras van a optar por lo que han llamado modelo híbrido que va a combinar las clases y trámites en línea con la enseñanza presencial. Lo que varía mucho son las fechas que se han propuesta para arrancar el siguiente ciclo escolar. Todo dependerá de la situación que prive en cada estado. El efecto en el aprendizaje y el aprovechamiento serán otras variables que van a presentarse y van a acentuar las diferencias existentes entre las instituciones de educación superior. Sin embargo, como se ve, es el mejor camino y a eso le van a tener que apostar las universidades.

El factor financiero.  Otro asunto que deberán resolver ya las universidades es el asunto de las cuotas de inscripción y otros servicios. Comienza en muchas instituciones la inconformidad y la incertidumbre en varias organizaciones estudiantiles. Algunos cuestionan la falta de capacitación a docentes para emprender el curso en línea, así como el nulo o deficiente acceso a internet que tienen algunos alumnos. Pero también argumentan que no es momento de incrementar el monto de los cobros e incluso piden una prórroga o suspensión de estos pagos debido a la situación económica. Ya se hicieron sentir en la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), en la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED) y en la Autónoma de San Luis Potosí (UASLP). Sin duda, era otra arista que puede hacer más ruido del debido en los próximos días.

Más del autor

Carlos Reyes
cra19762003@yahoo.com.mx | + posts
A %d blogueros les gusta esto: