El 8 de marzo, un motivo para generar conciencia sobre las violencias contra las mujeres: conferencia en la UAM

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Ernestina Godoy dictó la conferencia magistral Transversalidad de la perspectiva de género en los ambientes universitarios

Lejos de ser un día de celebración, el ocho de marzo es un motivo para generar conciencia sobre la existencia de las violencias ocurridas en contra de las mujeres y de las niñas, las estructurales y cotidianas “que afectan a nuestras hermanas, madres, amigas y que suceden en cualquier espacio social como las instituciones de educación superior”, expresó la licenciada Ernestina Godoy Ramos, fiscal general de Justicia de la Ciudad de México.

Al dictar hoy la conferencia magistral Transversalidad de la perspectiva de género en los ambientes universitarios –invitada por la Rectoría General de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) con motivo del Día Internacional de la Mujer– la fiscal general capitalina señaló que “hoy es tiempo de replantearnos como sociedad y como instituciones de qué manera nuestro quehacer diario puede y debe impactar en la erradicación de este fenómeno en la Ciudad de México y en el país”.

La violencia de género ha causado un daño histórico a las mujeres, a las adolescentes y a las niñas, pero sus consecuencias alcanzan al resto de la sociedad y es hasta 1993 que se nombra, se visibiliza y se comienza a denunciar.

La atención a este fenómeno sólo ha sido posible gracias a la lucha de las mujeres y mencionó el caso del movimiento me too que en México visibilizó múltiples modalidades en que se ejerce la violencia contra ellas. Las denuncias giraron sobre tres espacios: el periodístico, el de las empresas de comunicación y la cultura y el de las universidades.

Durante el resguardo por la pandemia, la evidencia confirma que ninguna mujer ha estado segura en el espacio privado, pues si bien éste les protegía de contraer la enfermedad les expuso a mayores situaciones de violencia doméstica al permanecer más tiempo muchas veces con su agresor.

En México casi siete de cada diez mujeres mayores de 15 años han enfrentado violencia de algún tipo; de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2020 se denunciaron 220 mil 28 delitos de intimidación familiar, lo que significó un incremento de cinco por ciento en comparación con el año 2019.

Además se documentó un incremento de 42 por ciento en las llamadas de auxilio al número de emergencias 911 durante los meses de marzo y abril, de las cuales 57 por ciento fueron por violencia familiar, reconocida como aquella que se ejerce directamente contra ellas, pero también hacia sus hijos e hijas.

Godoy Ramos apuntó que las mujeres entre 18 y 30 años son las más atacadas en los espacios digitales y enfrentan ciberacoso de índole sexual, como insinuaciones sexuales con 40 por ciento y fotos o videos con contenido sexual no solicitado con 32 por ciento; para ellas el porcentaje de ciberacoso tiende a ser similar en todos los niveles de escolaridad básica, medio superior y superior.

En las universidades las estudiantes, docentes y quienes participan de la administración escolar han hecho un frente común contra la violencia, en tanto que organizaciones mundiales y regionales se han pronunciado sobre la trascendencia de responder con enfoques inclusivos y promover acceso a la justicia en condiciones de libertad, seguridad y no discriminación, además de difundir sus derechos y las instancias a las que pueden acudir.

Además, en las instituciones de educación superior (IES) se ha modificado el marco legal y construido políticas públicas, pero las prácticas sociales que las violentan no se han acabado.

De 525 escuelas de enseñanza superior que participaron en un convenio entre la fiscalía, la Secretaría de Educación Pública y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, 19 por ciento no cuenta con un pronunciamiento de cero tolerancia al hostigamiento y acoso sexual; sin embargo 69 por ciento de universidades tiene una unidad de género o un área homóloga en materia de igualdad de género, y 59 por ciento tiene un mecanismo de seguimiento de casos de hostigamiento y acoso sexual.

La licenciada Godoy Ramos agregó que la fiscalía que encabeza está comprometida en contar con mejores métodos de investigación con el objetivo de que ningún delito denunciado quede impune y subrayó que “las mujeres no buscamos la revancha, sino condiciones de igualdad y una vida libre de violencia”.

En las universidades “nos hemos acompañado, trazado alianzas políticas, sumado nuestra fuerza para dar credibilidad a nuestra voz, sin embargo no podemos quedarnos en el discurso o en un proceso superficial de la institucionalización, sino ir con profundidad a las prácticas, lo que las mujeres desde las universidades también van creando”.

El doctor José Antonio De los Reyes Heredia, rector general de la UAM, sostuvo que el Día Internacional de la Mujer urge a reflexionar en forma crítica sobre “los muchos pendientes que tenemos en la materia”.

Ellas han avanzado en una lucha incansable y fructífera por alcanzar la eliminación de barreras y condiciones desiguales, pero es evidente que estos esfuerzos no son suficientes si no se acompañan del involucramiento de la sociedad en su conjunto y en particular de la comunidad universitaria de la UAM.

Cambios institucionales de largo aliento, políticas de promoción de la igualdad sustantiva y acciones de sensibilización de la importancia de la perspectiva de género son relevantes, así como son necesarias las iniciativas que fomenten la eliminación efectiva de cualquier forma de violencia contra las mujeres, y sobre todo, el fortalecimiento de valores que resignifiquen “la forma en que nos relacionamos las personas y las vuelvan más abiertas a valorar la diversidad de formas de ser, siempre en el marco de la dignidad y el respeto a la otredad y que, en suma, favorezcan una convivencia más armónica, justa y equitativa en nuestras sociedades”.

En esta tarea las universidades tienen una significativa responsabilidad porque “poseemos muchas condiciones favorables para constituirnos como espacios desde los que pueden construirse las propuestas de transformación que se requieren para que nuestro país consolide un proyecto de nación con perspectiva de género y ésta se practique en nuestra Ciudad de México y en la región metropolitana que corresponde a la ubicación de nuestras cinco unidades”.

La UAM está comprometida con este tema fundamental y por ello “promovemos acciones de distinto alcance que buscan fortalecer instancias, estrategias y políticas de apoyo a la erradicación de la violencia por motivos de género y a la instauración en la comunidad de actitudes y valores que apoyan la igualdad de oportunidades y de desarrollo profesional, laboral y personal de nuestras universitarias”.

La doctora Guadalupe Huacuz Elías, defensora de los derechos universitarios de la UAM, señaló que la Casa abierta al tiempo ha examinado el feminismo como una epistemología que también reconoce en su legislación universitaria a través de las Políticas Transversales para Erradicar la Violencia por Razones de Género, “que son de las primeras políticas que existen en México en una universidad”.

Es sustancial reconocer lo anterior porque “la UAM puede ser el espejo para que otras universidades retomen lo que hemos estado haciendo” para combatir este fenómeno.

La doctora Norma Rondero López, secretaria general de la UAM, afirmó que en la enseñanza superior, como subsistema educativo, se han logrado avances, pero son todavía insuficientes, dado que sólo 50 por ciento de instituciones “han buscado tomar en serio” el tema.

Además consideró necesario hacer eco de las medidas tomadas en espacios tan distintos a la Universidad como la fiscalía, pero de los cuales hay que tomar en serio la capacitación y sensibilización frente al problema de la violencia por razones de género, combatir toda manifestación del tipo, buscar mecanismos y medidas específicas para prevenirla, así como la coordinación con otras instancias.

Un eje fundamental será el de formar una cultura en la que “todos nos veamos reflejados y comprometidos para erradicar la violencia, para allegarnos no sólo a un pronunciamiento sobre la cero tolerancia, sino para manejar todos los instrumentos culturales y legales que estén en nuestras manos para lograr efectivamente el objetivo”.

La moderación de la conferencia magistral estuvo a cargo de la doctora Mariana Moranchel Pocaterra, investigadora del Departamento de Estudios Institucionales y actual magistrada de la Sección Especializada en Materia de Responsabilidad de los Servidores Públicos de la sala superior del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México.

Acerca del autor

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Konrer Gallery Presents

Edición 954

mañana

A %d blogueros les gusta esto: