Egresados de ingeniería biomédica de la UAM crean dispositivo de entrenamiento físico

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Daniel Martínez, Marco Benítez y José Iván Esquivel constituyeron la empresa RookMotion

Daniel Martínez Aguilar, Marco Antonio Benítez Graniel y José Iván Esquivel Mendoza –egresados de la Licenciatura y la Maestría en Ingeniería Biomédica de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)– desarrollaron RookMotion, una plataforma para el bienestar físico basada en biomarcadores que permiten el seguimiento –grupal o individual, presencial o remoto– durante el entrenamiento.

El dispositivo, promocionado con el eslogan: El futuro del fitness, utiliza sobre todo monitores de frecuencia cardíaca –sensores y relojes inteligentes– con los cuales ofrece vigilancia en tiempo real del esfuerzo, las zonas de intensidad y las calorías consumidas, información que sirve en la retroalimentación instantánea con el usuario.

En entrevista, los profesionales por esta casa de estudios narraron la historia de su proyecto empresarial, que “empezó por alguien que tenía un gimnasio en Guadalajara cuando yo recién había concluido el posgrado y trabajaba en la evaluación de dispositivos médicos”, por lo que se interesó en incorporar cierto tipo de aparatos en su negocio, así que “contacté a amigos y nos reunimos en la UAM”, dijo Martínez Aguilar.

Con fecha de compromiso y un pago de adelanto “empezamos a diseñar una propuesta y el primer resultado de esa acción colaborativa fue la entrega de un medidor de frecuencia cardíaca, conectado a una pantalla grande que registra los indicadores de varias personas que efectúan simultáneamente ejercicio físico”.

El instructor visualiza el rango de latidos del corazón por minuto de todos los participantes, a quienes puede sugerir intensificar o disminuir la actividad para evitar algún riesgo, entre otros consejos.

La idea inicial fue medir ese parámetro y exponer el consumo de calorías, en una interacción instantánea para que el guía haga observaciones a las personas con base en señales precisas, “pues lo que no mides no lo puedes mejorar”, explicó Esquivel Mendoza.

Ese sistema empezó a gustar desde la primera etapa, por lo que fue adquirido en otros centros fuera de Guadalajara, “expandiéndonos a la Ciudad de México y a otras y ya sumamos más de 150 gimnasios con alrededor de ocho mil usuarios, lo que nos hizo pensar que había una necesidad no cubierta y que podríamos entrar más a fondo”.

Luego de analizar algunas opciones “decidimos dedicarnos de tiempo completo al proyecto, porque percibimos una oportunidad interesante” para el dispositivo, que había funcionado muy bien en los negocios de acondicionamiento, sin embargo, llegó la pandemia del COVID-19 y “perdimos nuestro ingreso, debido a que 40 por ciento de los gimnasios de México cerró y la industria fitness se vio muy afectada”. Las circunstancias inéditas exigieron hacer un giro hacia la modalidad a distancia y, así como los profesores en las escuelas empezaron a dar clases virtuales, “nosotros también optamos por esquemas” del tipo.

En el nuevo programa, el sensor de pulsaciones toma la medición y la envía al celular para que, a través de Internet, llegue al entrenador adonde esté dando la clase y desde ahí siga la misma metodología de orientar al grupo en la práctica.

Los aparatos compatibles son sensores de pecho y brazo, así como relojes inteligentes, aunque cada vez se están aceptando más mecanismos.

Los sistemas remotos “están cambiando la manera de trabajar, ya que cuando inició la contingencia sanitaria las personas estaban ejercitándose solas o el instructor hablaba a una pantalla, sin sentir que los demás estaban escuchando”, mientras que “con esta tecnología los participantes pueden ver en la aplicación, incluso a sus compañeros”.

Benítez Graniel precisó que a partir de la crisis de salud “nos dimos cuenta de quiénes eran los tomadores de decisiones en los gimnasios; en este caso, el preparador es el personaje más relevante en el sector, porque apoya, te levanta” y, en general, enseña tres cosas muy importantes: perseverancia, esfuerzo y disciplina.

También “nos percatamos de quién era nuestro cliente real y cuál el problema que debíamos solucionar, ya que los entrenadores necesitaban sobrevivir; fue entonces que decidimos buscar cómo asistirlos, enfocándonos en ellos haciendo alianzas”.

Hace cinco años, los egresados de la UAM constituyeron la empresa RookMotion, que cuenta ahora con más de cien profesionales alrededor del mundo, con una filial en Estados Unidos, y varias rondas de inversión recibidas.

Durante la pandemia ingresaron al plano mucho más profundo de las Startup, luego de que “alguien en un estacionamiento, con quién estamos muy agradecidos, nos presentó a Marcus Dantus, de SharkTank, convertido en uno de nuestros inversionistas y mentores, al haber dado gran empuje y credibilidad institucional a la iniciativa”.

El logro más reciente es que fueron invitados a concurrir, recibiendo recursos, al programa Techstars Sports, una aceleradora diseñada para firmas de tecnología deportiva centrada en el futuro del rubro. El siguiente paso será levantar una ronda de capital internacional.

Dantus es propietario de Startup México, que respalda a los emprendedores “y está con nosotros apoyándonos para que nuestra visión” cristalice.

Esta propuesta tecnológica fue “uno de los éxitos que nos posibilitaron la entrada a Techstars Sports, una organización global que brinda acceso a recursos y tutorías y somos los únicos por parte de América Latina”, subrayaron.

Las grandes aceleradoras de negocios son dos, una de ellas es Techstars, la cual “elegimos, sometiéndonos a un proceso de evaluación, junto con más de mil compañías que pasaron varios filtros”, pero al final “quedamos diez, dedicadas al programa especial de deportes, de manera que somos la primera de la región y la sexta en general”.

A la fecha “hemos podido levantar casi un millón de dólares de capital pre-semilla, lo que nos permitirá seguir hacia nuestras siguientes metas, pues RookMotion no es sólo de tres personas, sino todo un equipo de 22 integrantes”, entre ellos alumnos de la Licenciatura en Ingeniería Biomédica de la UAM.

Martínez Aguilar y Benítez Graniel –quienes se conocieron cursando este programa de estudios y más tarde coincidieron con Esquivel Mendoza en la Maestría– destacaron que apuntan a “convertir la plataforma en la principal concentradora de biomarcadores del mercado y a colocarla como una columna importante para el estado físico y mental de aplicación diaria. Queremos que toda la gente tenga acceso a ella, porque deseamos la salud para todos”.

Acerca del autor

Deja un comentario

https://assets.aweber-static.com/aweberjs/aweber.js

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Konrer Gallery Presents

Edición 954

mañana

A %d blogueros les gusta esto: