Ajedrez, juego de contrincantes en el tablero y en el desarrollo de tecnologías: Encuentro en la UAM

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Especialistas participaron en el Primer Encuentro de ajedrez y poesía en la Casa del Tiempo de la UAM

Los programas de ajedrez están circunscritos en el desarrollo de la inteligencia artificial que ha tenido una evolución sorprendente en los últimos tiempos, afirmó el maestro Eduardo Vázquez Fernández en la conferencia Evolución de los programas de ajedrez en la inteligencia artificial, durante el Primer Encuentro de ajedrez y poesía en la Casa del Tiempo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En el encuentro De polvo, sueños y agonía, que reunió a artistas, periodistas y aficionados a esta actividad lúdica, el docente de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica Unidad Culhuacán, del Instituto Politécnico Nacional, destacó que el más avanzado programa de ajedrez es Alpha Zero, creado en 2017 y detentado por Google.

Lo único que se le enseñó a este programa –dijo– es el movimiento de las piezas, y en cuatro horas superó a los mejores jugadores del mundo de la especialidad y a todos los programas del tipo existentes hasta el momento.

Vázquez Fernández sostuvo que existe un sistema de clasificación o rating para evaluar el desempeño de los jugadores del ajedrez llamado Sistema de rating ELO; que determina que quien alcance una cifra de 2,400 puntos en adelante se considera un Maestro Señor del ajedrez, entre los jugadores que en México están por arriba de ese rating, se encuentran Juan Carlos González Zamora, Juan Carlos Obregón Rivero y Luis Fernando Ibarra Chami.

Al narrar la historia del desarrollo de tecnologías para el juego de las blancas y las negras, el especialista en desarrollo de algoritmos evolutivos para el juego del ajedrez explicó que en 1769 apareció una máquina apodada El Turco, que engañó por décadas a aficionados de Europa y Estados Unidos, ya que escondía en su interior a un hábil jugador de ajedrez y fue en 1868 cuando se presentó la máquina Ajeeb, con el mismo truco, puntualizó el académico.

Para 1953 Alan Turing (1912), criptógrafo, filósofo y biólogo, escribió en papel el primer programa para jugar un juego completo de ajedrez y 100 años después del nacimiento de Turing se implementó su programa en una computadora que jugó una partida contra el ex campeón mundial Gary Kasparov.

En 1956 –narró– John McCarthy inventó el algoritmo de búsqueda alfa-beta, convirtiéndose en el más utilizado por los motores de ajedrez y a partir de entonces los encuentros de jugadores de ajedrez con computadoras se volvió uno de los desafíos más apasionantes para los aficionados a este deporte, además de que inició una competencia mundial férrea por la creación de programas que superaran a los anteriores.

En 1974 se realizó el primer campeonato mundial de computadoras de ajedrez en Estocolmo, Suecia. En 1975 surge Chess 4.5 convirtiéndose en el modelo a seguir para todo el desarrollo futuro, creado por Larry Atkin, David Slate y Keith Gorlen desde sus primeras versiones, puntualizó el profesor.

El maestro Vázquez Fernández afirmó que a principios de la década de los 80 del siglo pasado se estableció el Premio Fredkin, que ofreció 100 mil dólares al creador de la primera máquina de ajedrez que derrotara al campeón mundial. En 1985 nació Deep Blue –el equipo de ajedrez más poderoso jamás construido, inventado por estudiantes de doctorado de la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, Pensilvania– y desarrollado por IBM.

Para principios de la década de los 90 del siglo XX se enfrentaron diferentes programas de cómputo de ajedrez. En 2002 se llevó a cabo el Campeonato Mundial de Computadoras de Ajedrez en Maastricht, Holanda, resultando ganador el programa Deep Junior, y en 2005 se celebró el primer campeonato del mundo de personas contra ordenadores, con una victoria en favor de las computadoras.

Para inaugurar el encuentro, Javier Vargas Pereira, periodista especializado en ajedrez para el diario El Universal, expresó que si la poesía es arte que se manifiesta mediante la palabra, el ajedrez es arte que se expresa por medio de símbolos.

El especialista citó fragmentos de poesía de diversos autores que refieren a ese ancestral juego, entre ellos los poetas Nicolás Guillén, Rosario Castellanos, Jorge Luis Borges y Gustave Flaubert.

Después, integrantes del Taller de Teatro Akrópolis de la Unidad Iztapalapa, dirigidos por el maestro Joaquín Saucedo, dieron lectura a diversos poemas de grandes escritores que evocan esas citas frente al tablero de cuadros y figuras míticas que se debaten y devoran para alcanzar la victoria o morir en el intento.

La actividad continuó con un partido rápido de exhibición utilizando un tablero y piezas gigantes en el que se enfrentaron Nora Velazco, de la Unidad Xochimilco, y Montserrat Rodríguez, de la Universidad Autónoma del Estado de México Campus Texcoco. En aproximadamente 20 minutos se atacaron con maestría y elegancia, alguno que otro jaque mientras iban abandonando el tablero torres, alfiles y peones, hasta que finalmente Velazco asestó el jaque mate.

Al finalizar el encuentro De polvo, sueños y agonía, el maestro Jorge Vega García, de la Unidad Iztapalapa, enfrentó de manera simultánea a unos diez jugadores en una exhibición espléndida.

Acerca del autor

Deja un comentario

newsletter
campus

Recibe directamente en tu correo electrónico la edición semanal de Campus con los artículos de opinión más destacados sobre el sector educativo y los temas de coyuntura nacional e internacional.

Bienvenido

Contenido exclusivo para suscriptores

CAMPUS

Ingresa a tu cuenta

Regístrate a Campus

Contenido exclusivo suscriptores

Modalidad en línea

  • Examen de Habilidades y Conocimientos Básicos

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Mándanos un mensaje para atender cualquier apoyo que necesites sobre el sitio Campus, el suplemento semanal, nuestros productos y servicios.

Konrer Gallery Presents

Edición 954

mañana

A %d blogueros les gusta esto: